Dos formas diferentes de ver la crisis: Mercadona y Telefónica

La crisis en las empresas se está afrontando de maneras muy distintas: intentando aprovechar la oportunidad, cerrando parte de los negocios, recortando gastos, etc…

La crisis en las empresas se está afrontando de maneras muy distintas: intentando aprovechar la oportunidad, cerrando parte de los negocios, recortando gastos, etc…

Hoy queremos mostrarte dos ejemplos de cómo hacer frente a la crisis, uno que considero interesante y otro que considero no interesante (por decirlo de una manera educada).

Telefónica: después de cerrar el año pasado un ERE de 13.900 empleados que ha sido recientemente criticado y usado como referencia por el Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, como un ejemplo de cómo no prejubilar en España, este año ha decidido empezar a hacer frente a la crisis cobrando por servicios que antes eran gratis para sus abonados.

Por ejemplo: antes ofrecían un servicio gratuito que se llamaba Pásame Saldo, que además les interesa porque consiguen que los usuarios consuman llamadas que antes no podían hacer, pues ahora cobran 29 céntimos por cada transacción. También hizo lo mismo antes con el servicio de identificación de llamada o los cambios de titular.

Mercadona: aunque también ha tenido problemas con algunos trabajadores, la empresa cuenta con 53.000 empleados fijos en plantilla y sigue creciendo. Para afrontar la crisis han decidido mantener la relación calidad/precio, pero consiguiendo reducir precios a base de readaptar el catálogo de marcas que tienen (dejar sólo las que más se venden), abaratar costes de embalaje y empaquetado y adecuar los productos a los más vendidos. El cliente más exquisito puede que note algún cambio, pero la mayoría de los clientes seguirá encontrando las mismas marcas y los mismos precios. Ellos ahorran y los clientes no pagan más.