La desilusión hace crecer la crisis

Llevamos ya varios meses con la crisis y, en teoría, este 2009 va a ser el punto más bajo de la misma, pero creo que las malas noticias nos acosan desde hace mucho

Llevamos ya varios meses con la crisis y, en teoría, este 2009 va a ser el punto más bajo de la misma, pero creo que las malas noticias nos acosan desde hace mucho

Al comienzo de este blog me propuse comentar las noticias buenas de la crisis y criticar a los catastrofistas, pero al final, en lugar de explicar noticias buenas de algún sector puntal, he preferido contar posibles soluciones y ayudas para los sectores en general.

Aún así el problema es el mismo: se habla demasiado de la crisis. Es cierto que es una noticia que mueve el mundo (la economía), pero también es cierto que se tiende a exagerar y a contar siempre lo peor (como si la gente no estuviera enterada) y al final se asusta a todo el mundo: uno de cada tres españoles teme perder su empleo durante los próximos meses.

¿Qué ocurre? Cuando sólo se habla de EREs, del paro, de la crisis, del INEM, de cierres…a todo el mundo le entra el miedo. Yo he llegado a dudar de mi puesto de trabajo y (creo) que no tengo motivos para ello. Tengo un amigo que es gerente y ha llegado a dudar de si se iba a despedir a si mismo.

La desilusión y la desconfianza no arreglan el problema sino que lo aumentan: entra el miedo y no consumes, no disfrutas, no tienes ganas de nada….por temor a perder el empleo y no poder permitirte ni comer. Se han salido de otras crisis y si una cosa está clara es que de esta saldremos: costará más o menos, pero saldremos y cuando antes entendamos eso, antes funcionará todo mejor.