Atención cazarecompensas: Armstrong ofrece rescate por su bici

¡Mi reino por una bici! Parece decir el campeonísimo de ciclismo Lance Armstrong. Ha perdido su herramienta de trabajo, y ofrece una recompensa a quien se la devuelva. Viva o pinchada.

¡Mi reino por una bici! Parece decir el campeonísimo de ciclismo Lance Armstrong. Ha perdido su herramienta de trabajo, y ofrece una recompensa a quien se la devuelva. Viva o pinchada.

Armstrong entona estos días el ¿dónde estará mi caaarrooo? en versión americana. Y deportista. Al siete veces campeón del Tour le han robado su bicicleta de contrarreloj durante la Vuelta a California, prueba ciclista en la que participaba. El pedaleador estadounidense dice que es una bici única en el mundo, así que quien la tenga no la va a poder vender (como suele pasar con las obras de arte, por ejemplo).

Como si de un perro se tratara, Armstrong ha colgado una foto de sus queridas dos ruedas en su página de Twitter (ver foto a la derecha): color del cuadro negro y amarillo, marca Trek, aproximadamente un metro de estatura, responde al nombre de Bici (eso último lo imagino yo, no lo dice el ciclista). No ha especificado hasta dónde alcanza su generosidad, pero teniendo en cuenta que una bici de contrarreloj profesional cuesta un mínimo de 15.000 euros, el botín no será moco de pavo.

Esto de las recompensas puede ser una buena forma de ganarse la vida en tiempos de crisis. Sólo hace falta mucho tiempo libre (con la cifra de parados acercándose a los 4 millones, de eso no falta en España) y muchas dotes de observación. Farolas, anuncios en periódicos y páginas de Internet ofrecen siempre incentivos para buscones. Afina el olfato.