Sectores que aguantan el tirón: comida rápida y videojuegos

Parece que la vida sendentaria se resiste a la crisis: McDonalds anuncia beneficios históricos y apertura de nuevos centros y los videojuegos viven su mejor momento

Parece que la vida sendentaria se resiste a la crisis: McDonalds anuncia beneficios históricos y apertura de nuevos centros y los videojuegos viven su mejor momento

Hay que hablar de lo que va mal porque es mucho, pero tampoco podemos dejar pasar la oportunidad de hablar de lo que va bien, precisamente porque es poco.

McDonalds creció un 7% en 2008. Mientras la mayoria de restaurantes tienen aspecto gantasmagórico por falta de clientes, el emporio del payaso que da miedo vendió en España hamburguesas y alitas de pollo por valor de 755 millones de euros el pasado año (que deben ser unos tropecientos mil Big Macs, arito de cebolla arriba, arito de ceborral abajo). Está claro que cuando el bolsillo aprieta lo importante es saciar el hambre con lo más barato, las delicatessen para tiempos de bonanza. Se abrieron 19 nuevos McDonalds en nuestro país durante esos 12 meses, y esperan hacer algo parecido en 2009, lo que se traducirá en 2.000 nuevos empleos generados en dos años. Olé por el ketchup.

Por otro lado, el sector de los videojuegos vive su segunda juventud justo cuando cumple 50 años (en 2008 se cumplió medio siglo del primer juego de ordenador). Hace años que da más beneficios que el cine y la música juntos y en 2008 creció un 20,5 % respecto al año anterior, Ahí no para la cosa, pues dicen los que saben que para 2012 habrá crecido un 50% más. Quizá para entonces ya ni se editen libros, ni se vendan DVD, ni haya periódicos en los quiscos, pero siempre es más barato echarse unas partiditas en casa que ir al cine o al teatro.

Más kilos y más horas frente a la tele: al final, el que más está sufriendo la crisis es el sofá.