Vendo Mercedes a mitad de precio. En Dubai

La vida ya no sonríe a la gente en Dubai, una de las siete ciudades de los Emiratos Árabes que está representando de la manera más voraz la crisis mundial.

La vida ya no sonríe a la gente en Dubai, una de las siete ciudades de los Emiratos Árabes que está representando de la manera más voraz la crisis mundial.

Durante años hemos recibido algún email con una presentación o video sobre lo que se estaba construyendo en Dubái,uno de los siente Emiratos Árabes que, sin ser precisamente el más rico, nos mostraba edificios inmensos, hoteles de siete estrellas, islas artificiales con forma de palmera gigante o de mapamundi…El dinero que daba el petróleo que tenían lo gastaban en construir palacios y lujo hasta extremos nunca vistos.

El problema es que la crisis llega a todos sitios: igual que en Dubái se exageró al máximo la construcción y el lujo, la caída está siendo increíble: en tres meses, la vivienda ha caído un 30% de su valor inicial.

Otro ejemplo de la crisis: en el aeropuerto de Dubái hay ahora mismo 3.000 coches de lujo abandonados por sus dueños (el 90% de los ciudadanos de Dubái son extranjeros) que, en vistas de la que se avecina y de las penas de cárcel que existen en Dubái por impagos, han cogido la maleta y se han vuelto para su tierra antes de que alguien se de cuenta de que no pueden pagar ni la casa ni el coche. Se van y si te he visto no me acuerdo. Las fotos de los Mercedes o BMW abandonados están por Internet y algunos incluso tienen las llaves puestas.

Estos coches de lujo se están llegando a vender por un cuarenta por ciento menos de lo que costaban hace sólo dos meses y la bolsa, en un año, ha caído un 80%.