Deflación a la vista: bajan los precios un 0.1%

Ayer se publicó que la tasa de inflación armonizada interanual (con respecto al año pasado) tuvo un retroceso de un 0.1%, la primera vez que baja en su historia.

Ayer se publicó que la tasa de inflación armonizada interanual (con respecto al año pasado) tuvo un retroceso de un 0.1%, la primera vez que baja en su historia.

El dato adelantado del IPC, que suele coincidir con el IPC oficial (que sale unos días después) anuncia una bajada de precios de un 0.1% con respecto a hace un año. Esto es lo que comúnmente se conoce como inicio de la deflación.

Como ya os explicamos la deflación no es nada bueno: si os parece malo que los precios suban un mes tras otro (inflación), haceos a la idea que la deflación es peor. ¿Porqué? Pues un ejemplo: imagínate que quieres comprarte un piso y ahora, de repente, ves que hemos entrado en deflación. Lo más probable es que, en lugar de comprar, esperes para ver si los precios siguen bajando. Entonces no consumes y como no consumes, los comercios y empresas bajan más los precios, venden menos, despiden a gente que no pueden mantener, etc…¿Cuál es la solución entonces? Pues mantener la inflación controlada cercana al 2%.

Los expertos dicen que aunque la tasa haya bajado no creen que vayamos a entrar en deflación. Éstos justifican esa bajada de precios a lo mismo que achacaban la inflación: el petróleo y los alimentos. Creen que es algo puntual y que en los próximos meses volveremos a ver una inflación, baja, pero inflación.

Por otro lado, nuestro experto favorito, Pedro Solbes, dice que un dato de un mes no puede indicar una deflación, ya que este dato debería presentarse durante varios meses seguidos.

Veremos que pasa.