El diferencial hipotecario sube

Según dicen ellos mismos, los bancos siguen ofreciendo préstamos e hipotecas, somos nosotros los que no los pedidos o no los cogemos. Y con las condiciones que ponen es normal.

Según dicen ellos mismos, los bancos siguen ofreciendo préstamos e hipotecas, somos nosotros los que no los pedidos o no los cogemos. Y con las condiciones que ponen es normal.

El diferencial hipotecario es el margen que añaden los bancos al Euribor (o al índice que se determine) al préstamo que conceden para las hipotecas. Ya sabes: Euribor + 0.5%, Euribor+ 0.25%, etc.

Hace poco más de un año, en pleno crecimiento económico, los bancos se peleaban por conseguir clientes: cada uno bajaba el diferencial hipotecario al mínimo para ser mejor que la competencia y llevarse un cliente más.

Ahora, cada banco ofrece un diferencial hipotecario mayor que la competencia, así se evita riesgos, se asegura que los clientes ‘malos’ se van a otro banco y les dejan seguir con sus vidas, que ya tienen bastante hasta que se estabilice esto un poco.

Gran parte de esta subida se debe a la bajada del Euribor, propiciada para reactivar la economía y que en sólo un año ha bajado a la mitad, permitiendo ahorrar unos 2400 euros anuales en la hipoteca media y que puede llegar a los 500 euros anuales en una hipoteca de 300.000 euros.

Por ejemplo, Bancaja, una de las entidades que se rumorea que peor lo está pasando por la crisis, ha casi triplicado el diferencia en un año, pasando del 0.35% al 1%.