El megacasino de Monegros no entiende de crisis

La zona de juego más grande de Europa, planeada para ser construida en Monegros (ahí en mitad de Aragón), empezará a construirse en breve, ¿quién dijo crisis?

La zona de juego más grande de Europa, planeada para ser construida en Monegros (ahí en mitad de Aragón), empezará a construirse en breve, ¿quién dijo crisis?

En época de bajón inmobiliario, en días en que parece que cada día se viene abajo un proyecto urbanístico, debería ser una buena idea que de repente se confirme un megapelotazo de los de antes. Pero hay cosas que ‘chocan’ demasiado.

La promotora ILD ha confirmado que en medio año empezará a construir el hipermegamaxi complejo de ocio Gran Scala en pleno desierto de los Monegros, en Aragón. Ante las cifras uno no sabe si reir o echarse a llorar: 17.000 millones de euros de inversión, 12 años de obras y 20.000 nuevos empleos en más de 2.000 hectareas en el término municipal de Ontiñena y alrededores (¿pero hay casas para tantos trabajadores?). Casinos, bingos, bares, hoteles y si se descuidan hacen del Ebro playa de bandera azul.

Es cierto que en tiempos de crisis se juega más, y que como en 2020 sigamos en crisis lo que menos nos va a importar será Monegros, pero alguien tendrá que explicar varias cosas: ¿de dónde sale todo ese dinero?, ¿cómo piensan dar de beber a todas las personas, plantas y demás que pisarán aquello día tras día?, ¿qué pasa con ese papel mojado que se llama Informe de Impacto Ambiental?, ¿no se supone que no puede haber tanto casino junto?, ¿los espectáculos de jota estarán a la altura de Frank Sinatra en sus actuaciones en Las Vegas? Habrá que estar muy atentos al desierto convertido en juerga continua. No nos engañemos, Aragón no es Nevada (para bien y para mal).