La crisis económica hace temblar a los gobiernos del Este

Letonia, Hungría, Rumanía, la República Checa y su presidencia europea… La crisis se está dejando notar sobremanera en nuestros vecinos de la derecha (según se mira el mapa).

Letonia, Hungría, Rumanía, la República Checa y su presidencia europea… La crisis se está dejando notar sobremanera en nuestros vecinos de la derecha (según se mira el mapa).

A nadie le sienta bien una crisis económica, pero parece que a los gobiernos del Este les está viniendo peor que a nadie. El FMI acaba de anunciar 20.000 millones de euros de ayuda para la ‘europea desde antesdeayer’ Rumanía, porque parece que o recibe liquidez ya, o se va a pique. A cambio, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial le piden que por favor reduzca su déficit presupuestario, porque así no van a ningún sitio.

No sería la primera, pues el caso más lamentable lo conocíamos ayer. El gobierno checo, este semestre gobierno de todos porque eran los presidentes de turno de la UE, caía por una moción de censura que apoyaron hasta los de su mismo partido. Los del gobierno checo eran unos liberales convencidos, y eso ahora no se lleva. Eso sí, el presidente Topolanek (tiene nombre de cohete) parece que seguirá siéndolo en funciones hasta mediados de año, cuando finalice su presidencia UE.

Por otro lado, Hungría (su presidente, socialista, no se ha ido ya porque no hay otro que pueda hacerse cargo), Ucrania (por cuyo gobierno tampoco da nadie ya un duro) y Letonia ya necesitaron antes ayuda de las organizaciones internacionales para no caer en bancarrota, como prácticamente le ha sucedido ya a Islandia (estos son del oeste, pero por allí también hace mucho frío).

Alguna razón para la esperanza hay, como que Eslovenia y Eslovaquia, ambas ya con el euro, están aguantado mejor. Al menos así sabemos que nuestra moneda es un seguro anticrisis mastodónticas. Lo malo es que todos estos gobiernos cayendo cual fichas de dominó recuerdan demasiado a las palabras del ‘dire’ del FMI, Strauss-Khan (que se sepa, nada que ver con los Levi’s): » la crisis puede amenazar las democracias».