Los márgenes de beneficios llegan al 500% en productos básicos

Desde el campo hasta la tienda, el precio de los productos de la huerta y la granja multiplican su precio 'nosecuántas' veces. Habrá que hacerse amigo del agricultor

Desde el campo hasta la tienda, el precio de los productos de la huerta y la granja multiplican su precio 'nosecuántas' veces. Habrá que hacerse amigo del agricultor

El Índice de Precios en Origen y Destino, más conocido como IPOD (no confundir con el aparato ese que te conectas a los oídos), realizado ‘a pachas’ entre el sindicato agrario COAG y varias asociaciones de consumidores, es un índice tan poco consultado como interesante. En un reciente estudio, nos alarma afirmando que una ensalada normalita, la típica mixta que nos ponen de primero en los menús del día, nos costaría más o menos 0,15 euros si la compráramos «en origen», es decir, a pie de huerta. Lo malo es que te manchas de barro, eso sí. Ese mismo producto eleva su precio en tienda hasta los 0,80 euros como mínimo, es decir, multiplica su valor x 5 y pico. Nadie discute que el transportista que nos lleva los tomates del campo al ‘súper’ tiene que vivir de algo, y tampoco es denunciable que a los de las lonjas, MercaMadrid y demás les guste comer 3 veces al día, pero aquí hay alguien que no se está apretando el cinturón en tiempos de crisis.

En temas cárnicos la cosa no está mucho mejor, pues los IPOD’s dicen que los márgenes de beneficio granja-tienda se elevan hasta un doloroso 300% como mínimo (doloroso para nuestro bolsillo, no para el de los intermediarios, claro). Lo de los cítricos ya es para echarse a llorar: el precio se multiplica x 10 hasta que llega a nuestra mesa. La solución está clara: ¡Todos a plantar patatas en parques y jardines!

Esta buena gente también se encarga de vigilar el precio de los productos básicos en tienda de un día para otro, y dicen que las judías verdes y el arroz son los productos que más han subido (por encima del 20%) en el último año, mientras que el aceite de oliva y varios tipos de pescado son los productos que más han bajado, (por encima del 7%). La cosa está clara: menos arroz con frijoles y más gallo a la plancha.