Nace la Alianza Global por una Banca de Valores

Unir valores -éticos, se entiende- y banca en una frase parece ciencia ficción. Pero un grupo de entidades financieras valientes no piensan lo mismo. Al menos, lo intentan.

Unir valores -éticos, se entiende- y banca en una frase parece ciencia ficción. Pero un grupo de entidades financieras valientes no piensan lo mismo. Al menos, lo intentan.

Triodos Bank, BRAC Bank, ShoreBank… Quizá estos nombres no te digan gran cosa, pero ya hay quien los ve como unos héroes de esos que les gusta nadar a contracorriente. Lo malo es que también hay quien los ve como unos oportunistas. El caso es que Holanda ha visto nacer la Alianza Global por una Banca con Valores. Una unión entre 11 bancos garantes de las “finanzas éticas” (¿mande?). Dicen llamarse “bancos éticos”, y su objetivo es “construir una alternativa positiva al actual sistema financiero”. Y si de paso les sirve para darse publicidad, mejor que mejor.

Parece que no van de farol, pues entre las 11 entidades manejan la nada despreciable cantidad de 10 billones (con b de Barcelona) de dólares y tienen 7 millones de clientes por todo el mundo. Esta Torre de Babel de la financiación responsable la forman entidades de crédito y cajas norteamericanas, italianas, inglesas… hasta hay un banco keniata que pretende unirse en breve. Pero vamos a lo importante, ¿qué pretenden hacer? dar créditos pensando en el desarrollo sostenible, liderar la cooperación económica global, velar por el medioambiente y el equilibrio social y dar pie a organizaciones que de verdad miren por los intereses de todos. La iniciativa está apoyada por Naciones Unidas (jamás serán vencidas). Y un detalle importante; el Grupo BRAC, la institución de microcréditos más importante del mundo, está en el ajo. Eso siempre es una garantía de buena fe.

Quizá, cuando no podamos afrontar los pagos de nuestro créditos, en vez de embargarnos la casa nos den unos azotes en el culo o nos dejen sin postre. La cosa parece más idílica que real, pero es lo que más o menos pedíamos todos desde hace meses, así que habrá que animarles.