Soluciones domésticas contra la crisis

Si hay que ajustarse el cinturón lo mejor es empezar por revisar el presupuesto familiar, y para ello no hay como una conversación constructiva con la pareja que permita alinear objetivos.

Si hay que ajustarse el cinturón lo mejor es empezar por revisar el presupuesto familiar, y para ello no hay como una conversación constructiva con la pareja que permita alinear objetivos.

Si nuestro hogar está sufriendo la crisis debemos poner todos un poco de nuestra parte para reducir los gastos.

Salir menos por las noches, retrasar el cambio de coche, asistir a un curso de sexo tántrico, pueden ser algunas de las primeras medidas.

Yo a esta última ya me he apuntado, por que mi mujer ante una propuesta que le realicé para ajustarnos un poco el cinturón, me ha contraofertado con la solución para reducir el triple lo gastos de personal en la casa. Os dejo esta foto con lo que pasó:

Después me he entrerado que también podría reducir gastos de fontanero, jardinero, electricista, decorador (pesaba que era gay), mascotas y varios electrodomésticos.

Y es que tengo una esposa muy resolutiva.

Viñeta vista en Carlos Blanco.