Alquiler con opción a compra: ¿cómo funciona?

En estos momentos en los que los bancos no dan créditos, los precios de los pisos se suponen que bajan, pero no sabes hasta donde pueden bajar…parece un buen momento para alquilar un piso.

En estos momentos en los que los bancos no dan créditos, los precios de los pisos se suponen que bajan, pero no sabes hasta donde pueden bajar…parece un buen momento para alquilar un piso.

Pero como somos así los españoles y tenemos la idea de que alquilar es ‘tirar el dinero’ (como si hipotecarte no fuera tirar el dinero), se han inventado los alquileres con opción a compra, así nos quedamos más tranquilos. ¿Pero esto funciona de verdad?

Básicamente es un contrato de alquiler donde se incluye una cláusula más con un precio de venta y una fecha tope, acordado entre ambos, para adquirir la casa si el inquilino estuviera interesado.

Ventajas

  • Es interesante para el propietario: en estos momentos en los que no se vende ni un piso, es posible alquilarlo e ingresar una cantidad fija al mes, que puede ayudar a pagar la hipoteca. Además, este tipo de alquileres (de año en año, como mínimo), permiten que la casa esté mejor cuidada que si fuera un alquiler de un fin de semana.
  • Además, el propietario se asegura que, cuanto más tiempo pase, más se asegura la compra, ya que al inquilino le ‘dolerá’ más el perder el dinero invertido en el alquiler.
  • También el propietario se asegura el cobro de cada mes ya que puede poner una clausula que indique que si el inquilino se retrasa, pierde la opción de compra.
  • Es interesante para el inquilino: no tiene porque agobiarse en pedir un préstamo y tiene entre 2 y 5 años para poder optar a la comprar de la vivienda. Sobretodo, si finalmente decide quedarse la vivienda, el dinero ya pagado se le descuenta del precio final de venta.
  • Además, de descontarse lo ya pagado, el banco que tenga que conceder la hipoteca ‘apreciará’ que el inquilino ya ha estado pagando todos los meses el alquiler y que el dinero que solicita es menor que en otras hipotecas.
  • De esta manera, el inquilino no se ‘arriesga’ a comprar un piso, con las complicaciones de solicitar hipoteca actuales, y puede mirar otras viviendas y esperar por si los precios se ajustaran más a su bolsillo.
  • El inquilino puede solicitar la ayuda por vivir de alquiler.

Inconvenientes

  • Dependiendo de quien ejecute el alquiler con opción a compra las condiciones pueden variar: poner un plazo menor para tomar la decisión de compra, ‘congelar’ o no el precio de la vivienda hasta que se decida, etc…Estos ya son trámites propios de la negociación.
  • Algunas promotoras que ofrecen el alquiler con opción a compra solicitan al inquilino el ingreso de un porcentaje del valor del piso como fianza y otro como adelanto de las mensualidades. Esto no es un ‘inconveniente’ ya que muchos (o todos) los alquileres lo solicitan y ese dinero se devuelve al inquilino (si cumple el contrato establecido), pero el inconveniente puede ser que tanto la fianza como el adelanto de mensualidades sea un poco alto comparado con otros alquileres más habituales.
  • Otras promotoras intentan ‘presionar’ al inquilino para que compre empeorando las condiciones año a año, es decir: si el inquilino compra pronto, le ofrecen una rebaja o le descuentan todo lo pagado; si compra más tarde, le ofrecen una rebaja menor o no le descuentan todo lo pagado…Estas condiciones, como hemos dicho, dependen de cada promotora o banco que ofrezca esta opción.
  • El propietario que esté interesado en conseguir dinero rápidamente con la venta, no lo hará, ya que recibe una mensualidad mes a mes. Además, al alquilar la casa, pierde la opción de venderla, ya que la tiene ocupada con contrato, siendo posible que el precio de la misma se devalúe.