El IPC interanual cae por primera vez en la historia: deflación

Los precios de marzo eran una décima más baratos (en general) que en el mismo mes de 2008. Eso significa que la deflación ya está aquí, y no es tan bueno como podría parecer.

Los precios de marzo eran una décima más baratos (en general) que en el mismo mes de 2008. Eso significa que la deflación ya está aquí, y no es tan bueno como podría parecer.

Tanto tiempo preocupados por el altísimo precio del petróleo, y ahora que baja nos echamos a temblar. Parece que los mínimos que está marcando el barril de crudo últimamente son la causa más importante para que el IPC interanual haya bajado una décima con respecto a marzo de 2008. Es decir, en general las cosas son ahora un 0,1% más baratas que hace un año (a eso se le llama deflación, ya tocamos el tema). Eso confirma los datos adelantados de marzo, que ahora son ya oficionales, y en principio es bueno, pues con el mismo dinero compramos alguna cosilla más, y eso se traduce en ahorro (esa palabra tan en desuso) pero en el fondo es más catástrófico aún que la inflación, pues ello hace que las maltrechas empresas ganen menos, y a menos ganancia menos inversión, y a menos inversión, peor para todos… Al final la deflación va a tener la culpa hasta de la muerte de Manolete.

Para poner de relieve la importancia de la gasolina en todo esto, basta con decir que a principios del verano pasado, cuando el crudo marcaba máximos históricos, el IPC interanual era de más del 5% (ver gráfico). Pero además de las bajadas del combustible (casi un 20%) y de la energía (más de un 10%) en los últimos doce meses, el Instituto Nacional de Estadística (los que miden esto del IPC) dice que los comestibles y bebestibles también han bajado lo suyo, lógico si tenemos en cuenta que ya tenemos que ahorrar hasta en alimentación, y el sector turístico lo tiene todo bueno, bonito, pero sobre todo barato. Y eso que, sorpresivamente, el IPC intermensual subió un par de décimas de febrero a marzo, o sea que las cosas se encarecieron un pelín durante ese mes.

Hay quien dice que, igual que para hablar de crisis hay que encadenar tres periodos seguidos en números rojos, para hablar de deflación oficialmente hay que encadenar tres IPC’s interanuales en negativo, y éste sólo es el primero. Habrá que seguir preguntándole al INE durante la primavera, que la sangre altera, y los precios quizá también.