Manualidades contra la crisis

Ahora que estamos en crisis, como es lógico, debemos ahorrar. Evidentemente no podemos ahorrar en dejar de comer o de beber, pero si en otras cosas menos importantes.

Ahora que estamos en crisis, como es lógico, debemos ahorrar. Evidentemente no podemos ahorrar en dejar de comer o de beber, pero si en otras cosas menos importantes.

Intentamos evitar los gastos o los caprichos lo mejor que podemos: si antes no nos importaba despilfarrar luz, ahora vamos apagando lámparas por toda la casa; si antes cogíamos un avión para ir a otra provincia, ahora vamos en tren que sale más rentable; si antes comíamos todos los días fuera de casa, hoy nos llevamos el tapper al trabajo.

Esta noticia: “Las ventas de cigarrillos caen un 14% hasta febrero, mientras el tabaco de liar se dispara un 40%” nos demuestra que estamos volviendo a intentar hacer las cosas por nosotros mismos que, aunque nos implica más trabajo del habitual, puede permitirnos ahorrarnos unos euros. Es probable que muchas personas se hayan pasado a liarse sus propios cigarrillos porque se suponen más sanos, porque se fuma menos o por el motivo que sea…pero también en posible que lo hayan hecho por la crisis.

Es un gasto difícil de evitar (mucha gente no puede dejar de fumar aunque lo intente), es decir, no son unas vacaciones o cenar fuera una noche, es un gasto que, junto a otros, podemos evitar: si tenemos que hacer alguna reforma por obligación, intentamos hacerla nosotros mismos; si tenemos que acudir a una reunión, intentamos hacer videoconferencia o ir en tren en lugar de en avión; alargamos más la vida de nuestro ordenador, nuestra ropa o nuestro coche.

Mi duda es la de siempre: ¿es que ahora ahorramos más o es que antes gastábamos demasiado?