Planes regionales de activación de empleo en España

Cuando el Gobierno central no es capaz de crear empleo, ahí deben estar las comunidades y municipios al quite. ¿Qué están haciendo para que encontremos trabajo?

Cuando el Gobierno central no es capaz de crear empleo, ahí deben estar las comunidades y municipios al quite. ¿Qué están haciendo para que encontremos trabajo?

Cuando ya parece oficial lo que oficiosamente ya todos sabíamos, que en España hay ya más de 4 millones de parados, y teniendo en cuenta un dato aún más aterrador, que un millón de desempleados ya no tendrán derecho a paro en este mes de mayo, es hora de mirar a nuestro alrededor y preguntar a las autoridades: ¿qué puede hacer usted por mí? Lejos quedan los tiempos en los que Kennedy les pedía a los ciudadanos que se preguntaran qué podian hacer ellos por su país…¡Trabajar, pero no nos dejan!

He aquí un resumen ordenadito de los planes regionales de activación de empleo y cobertura a los parados más destacados que podemos encontrarnos estos días por España:

  • Cataluña: ha tenido que triplicar su presupuesto destinado al empleo, pues cuenta con un millón de parados. Ofrece minicontratos de 3 a 6 meses en unos 90 barrios señalados como los de mayor “desequilibrio económico”. Se trata de empleos en energías renovables, medio ambiente, nuevas tecnologías y sanidad, campos en los que la Generalitat cree que ha de incidir para llevar a cabo un cambio estructural en su masa laboral. Nos quieren con bata blanca, pues nos la ponemos.
  • En Castilla la Mancha han puesto en marcha el llamado “Plan de choque” (qué originales…) para ayudar al 30% de parados que ya no tienen derecho a prestación social. Piensan ofrecer un trabajo de al menos 6 meses de duración (por lo que sí crearían derecho a paro) a unas 11.000 personas en sectores que ahora cuestan dinero a los ayuntamientos, como jardinería, obras públicas o atención a personas mayores. Así alivia a los municipios a la vez que crea empleo.
  • 13.000 personas se beneficiaran de los 110 millones de euros que la Junta de Andalucía va a destinar a los planes Memta y Proteja en forma de becas o nuevos trabajos para ex trabajadores de la construcción que se hayan quedado en paro. Se trata de reorientar la vida laboral de un montón de mano de obra que se quedó con una mano detrás de la otra cuando se paralizaron todas las macrourbanizaciones de la Costa del Sol y alrededores.
  • La Junta de Extremadura ha ordenado a su servicio de empleo que priorice sí o sí a las personas que ya se han quedado sin cobertura social, en un plan de 50 millones de euros que dicen crearán puestos de empleo para 7.600 personas que lo están pasando entre mal y muy mal. Lo que no han dicho es dónde los van a meter…
  • La Comunidad Valenciana es la más original de todas, pues cree que las ayudas han de pasar primero por las empresas para ser verdaderamente rentables. Básicamente se trata de repartir 20 millones de euros en subvenciones entre las empresas privadas de la región que demuestren haber creado empleo últimemente, y si es indefinido, mucho mejor.

Del resto de comunidades, ni sabemos nada ni se las espera. Quien tenga más datos, que sea tan amable de aportarlos. En todo caso, cada vez hay menos confianza en el tan cacareado Plan E de ZP, por lo que ayuntamientos y Comunidades Autónomas se están poniendo manos a la obra para sacarse sus propias castañas del fuego. Y las castañas somos los trabajadores, que nos estamos quemando.