¿Qué hacer con mi dinero? Los mejores depósitos

Los ninjas nos preocupamos por tu dinero, y os os aconsejamos que 'mováis' esos billetes que tenéis parados en cualquier rincón o cuenta corriente sin beneficio. Empecemos con los depósitos bancarios.

Los ninjas nos preocupamos por tu dinero, y os os aconsejamos que 'mováis' esos billetes que tenéis parados en cualquier rincón o cuenta corriente sin beneficio. Empecemos con los depósitos bancarios.

Es cierto que no atravesamos el momento más boyante de la historia en cuestión de ahorro, pero quien más quien menos, casi todos tenemos algo guardado debajo de la almohada. Ahí debajo, no nos da ninguna rentabilidad, por lo que es mucho más aconsejable ‘moverlo’. Sacarlo del calcetín donde tan seguros pero ineficientes pasan la vida nuestros ahorros.

Una opción son los depósitos bancarios. Actualmente, dado el bajo precio del dinero (los tipos de interés están por los suelos) la rentabilidad que nos ofrecen las entidades bancarias por prestarles nuestro dinero por un tiempo fijo no es muy elevado, pero es una opción totalmente segura (el Gobierno garantiza los depósitos de hasta 100.000 euros), y menos da una piedra. Hay varias cosas que debemos tener en cuenta antes de lanzarnos a contratar un depósito: periodo, pues dentro del tiempo contratado no podremos recuperar nuestro dinero sin penalización, o al menos sin perder la rentabilidad; cantidad mínima requerida, pues no es lo mismo ‘paralizar’ 3.000 eurillos que ‘paralizar’ 100.000, ni nos darán la misma rentabilidad; y fecha de la recogida de frutos, es decir, si los intereses nos los pagan cuando se acabe el plazo o desde el principio, en plan adelanto.

Aquí os presentamos un resumen de algunos de los depósitos bancarios más aconsejables a día de hoy:

A corto plazo (en menos de 6 meses podremos ‘recuperar’ nuestro dinero y hacernos con los intereses):

A medio y largo plazo (de 6 meses en adelante):

Busque, compare, y si encuentra algo mejor, enhorabuena.