¿Qué son las tarjetas revolving?

Las tarjetas revolving vienen a ser como tener un crédito personal pero en forma de tarjeta de crédito. Sus comisiones son tan altas que lo convierten en un producto de alto riesgo.

Las tarjetas revolving vienen a ser como tener un crédito personal pero en forma de tarjeta de crédito. Sus comisiones son tan altas que lo convierten en un producto de alto riesgo.

Seguro que has oído este nombre últimamente, porque están dando problemas. No se trata de tarjetas de crédito que te regalan un revólver en spanglish, no, tampoco son tarjetas que te hacen dar volteretas por el suelo, tampoco. Es una herramienta financiera de pago aplazado que algunos bancos se han aventurado a ofrecer a sus clientes.

La diferencia entre una tarjeta de crédito de toda la vida y una tarjeta revolving está en que estas últimas nos permiten que se nos cobren nuestras compras a plazos con una cuota fija, o sea como un préstamo personal pero con unos tipos de interés de no te menees. Tú haces la compra, pero en vez de cobrártela de inmediato o a fin de mes, se te va descontando de tu cuenta corriente según las condiciones fijadas. Financiarse con estas tarjetas cuestan entre 2 y 4 veces más que con un préstamo de los de toda la vida, pues sus tipos de interés no suelen bajar del 15%, pero es que en algunos casos sobrepasan el 30% anual.

Lógicamente, nadie paga un 20% más por hacer la compra semanal, pero sí hay gente que afronta tan inmenso ‘sablazo’ para poderse comprar una motocicleta, o hacer un viaje. Se utilizan para gastos muy puntuales y el crédito no suele sobrepasar los 6.000 euros. La situación económica actual hace que muchos bancos se vean con una morosidad inmensa en este tipo de tarjetas, y el descenso en el consumo hace que cada vez se les vea menos el pelo (el plástico, en este caso), pero aún así se habla de unas 800.000 circulando por España. En ocasiones puede ser la única forma de afrontar un capricho o gasto imprescindible de gran magnitud, pero mucho cuidadito, que la letra pequeña nos puede dejar tiesos con tanto interés…