Cosas a tener en cuenta en la Declaración de la Renta 2008

Seguimos mirando con lupa a la declaración de la Renta 2008. Todo sea para que el año pasado nos acabe dando una alegría en lo económico. ¡Qué ironía!

Seguimos mirando con lupa a la declaración de la Renta 2008. Todo sea para que el año pasado nos acabe dando una alegría en lo económico. ¡Qué ironía!

Además de los consejos que ya hos hemos dado sobre no fiaros un pelo de los borradores que manda Hacienda y de mirar con lupa las casillas correspondientes a vivienda, hay otros detalles que pueden hacernos sonreír a la hora de hacer la declaración este año:

  • Los 400 euros de ZP: los tan comentados 400 euros que muchos percibieron en 2008 traen consigo una deducción especial, pero al no funcionar como un impuesto negativo, lo que haya que pagar (en principio) a Hacienda ha de superar esa cantidad. Y el contribuyente debe presentar rendimientos del trabajo u otras actividades suficientes, ya que se aplican proporcionalmente a ello sin tener en cuenta otras rentas. Toda una maraña legislativa que al final no va a ser tan provechosa.
  • Me he quedado en paro: pues ojo, porque igual también por eso tienes que pagar. Como norma general, las indemnizaciones por despido no generan impuestos, pero tampoco nos dan dinero por ellas. Aunque hay excepciones. En los despidos improcedentes, las indemnizaciones por las que no nos piden cuentas son de hasta 45 días de salario por año trabajado y 42 mensualidades a lo sumo. Las cantidades que sobrepasen alguno de esos conceptos tienen una reducción de nada menos que el 40% si se han obtenido en dos años como mínimo. En las indemnizaciones por despido de otro tipo (por ejemplo un ERE, lamentablemente tan de moda en 2008), estamos exentos hasta los 20 días de salario por año trabajado y 12 mensualidades. Si hemos cobrado más de 12.020 euros de paro durante 2008, también debemos comentarlo.
  • ¿Un vasco es mejor que un madrileño? No, pero si se cobra igual, no se pagan iguales impuestos dependiendo de dónde vivas. Ello es debido a que ep País Vasco o Navarra tienen un sistema tributario propio, por ejemplo. Existe una tarifa para todo el territorio español, pero también hay una tarifa autonómica que Madrid, La Rioja o Valencia han disminuido este año. Además, las comunidades autónomas tienen capacidad normativa, así que hemos de conocer qué se cuece en nuestras regiones para sacarle todo el partido a nuestros números.
  • Soy jubilado o me encamino a ello: enhorabuena. Por el tiempo libre, y porque las aportaciones a planes de pensiones, seguros de dependencia, etc, contratados en 2008, dan ahora sus frutos en forma de impuestos. En la práctica, por cada 100 euros aportados, nos rebajan entre 24 y 43 euros.
  • Por desgracia, soy inversor: nuestro pésame por lo mal que ha ido 2008, pero también tiene su lado bueno. Por cada 1.000 euros de ganancias, Hacienda se queda con un 18%, eso todos los sabemos todos, pero además, por cada 100 euros de pérdidas efectivas, el ahorro es igual. Incluso si las pérdidas superan a las ganancias, el contribuyente tiene cuatro años de ‘perdón fiscal’ para cuadrar su inversión. Las pérdidas sufridas en 2004, 2005 y 2006, también suponen un ahorro.