España es el cuarto mejor país del mundo…menos para invertir

Estamos los cuartos en el ránking de países más reputados, pero porque aquí se come muy bien y hay muchas cosas que hacer en la calle. En cuanto a invertir en España, la cosa cambia…

Estamos los cuartos en el ránking de países más reputados, pero porque aquí se come muy bien y hay muchas cosas que hacer en la calle. En cuanto a invertir en España, la cosa cambia…

Sangría, sol y toros. La trilogía mítica del buen español sigue vigente en el subconsciente guiri (perdón, extranjero). Sólo Suiza, Canadá e Italia nos superan como países más reputados en la última encuesta del Instituto de Análisis de Intangibles (se ponen ese nombre y se quedan tan anchos…). Hay quien dice que se trata de una encuesta ya obsoleta, pues se hizo antes de que Obama llegara a la Casa Blanca, pero sea como fuere pone a España por las nubes… menos a la hora de montar empresas.

La cosa consiste en preguntarle a gente de un país cómo ve el resto de países. Evidentemente sólo Italia se asemeja a nosotros en cachondeo y buena gastronomía, pero Suiza, Canadá, Reino Unido o Japón (los siguientes en la lista) puede presumir de buena reputación en el exterior no por horas de sol y cañas baratas, sino también por ser lugares idóneos para que los inversores extranjeros se dejen sus dólares. En cambio, preguntados por España, los de ahí fuera sólo se acuerdan de «la comida, el ocio, la oferta cultural y el turismo». Ni rastro de talonarios. En el lado opuesto está la reputación otorgada a nuestas marcas y empresas, donde nos superan 9 países (la encuesta sólo tiene en cuenta al reducido grupo de países desarrollados). Para una visitilla rápida y hacerse unas risas, somos los cuartos del mundo; para que adquieran nuestros productos, ahí bajamos al séptimo puesto.

Desde el Instituto en cuestión insisten en que el problema de España está en que el resto del mundo no conoce empresas españolas que sean punteras en sectores clave, sólo se oye por ahí fuera que tenemos grandes bancos o industrias pesadas, sectores que nadie admira. Eso de que Seat ya no sea nuestra ha sido un mazazo, vamos a tener que nacionalizar todos los McDonalds del país, secuestrar a los jefazos de Microsoft y ponerle una Ñ a Nike. Sino, seguiremos siendo el país del cachondeo y punto.