¿Mienten las cajas de ahorro?

Somos tontos. No pasa nada por decirlo, porque todos somos tontos y, como el alcoholismo, para curarlo hay que admitirlo. Nos creemos todo lo que nos cuentan.

Somos tontos. No pasa nada por decirlo, porque todos somos tontos y, como el alcoholismo, para curarlo hay que admitirlo. Nos creemos todo lo que nos cuentan.

Nos pasó con la huelga de transportes, con la gripe aviar, con la gripe porcina, con la crisis…con todo: en nuestro mundo si que se cumple eso de ‘una mentira repetida mil veces se convierte en verdad’. Si nos dicen que España va bien, nos lo creemos; si nos dicen lo contrario, nos lo creemos; etc…

Miedo me da la que se puede liar: Caja Castilla la Mancha, conocida también como ‘la intervenida’ , ha reconocido que mintió y que en lugar de tener 30 millones de euros en beneficios, tenían 740 millones en pérdidas.

Quizá no es tan simple y ni lo de antes era 100% falso ni lo de ahora es 100% verdadero, porque se las ingenian para contarte lo que les interesa: es como si tu dices ‘yo tengo un trabajo que gano 3000 euros al mes’; y no cuentas que te gastas 8000 cada mes o que te dedicas a algo poco ‘respetable’. Antes quizá CCM no contaba los gastos en determinado asunto y ahora los nuevos gestores si los cuentan.

De todas maneras, ese no es el problema: nos creemos que nos digan que un banco gana o pierde tanto o que un piso vale esto o lo otro y lo peor no es que te lo creas, lo peor es que actúas conforme a esas creencias: metes dinero en ese banco, compras un piso o votas a un partido sin basarte en nada más que en una campaña publicitaria.

La economía fue bien porque todos creíamos que iba todo bien y gastábamos lo que no teníamos. Ahora va mal porque nos creemos lo que nos dicen y dejamos de consumir, de comprar, de salir, de trabajar…