Recorrido por viviendas de lujo a mitad de precio

Una empresa de inversión está organizando excursiones guiadas por urbanizaciones lujosas con el premio final de grandes rebajas. Si no eres socio, te cobran 20 euros por hacer la ruta.

Una empresa de inversión está organizando excursiones guiadas por urbanizaciones lujosas con el premio final de grandes rebajas. Si no eres socio, te cobran 20 euros por hacer la ruta.

Chalets de lujo en plena Costa del Sol por poco más de 300.000 euros, apartamentos entre campos de golf por menos de medio millón o áticos que antes valían más de un millón ahora los tenemos por la mitad. Aunque no aparezcan reflejadas en los escaparates de las inmobiliarias, las viviendas de lujo también están de rebajas, entre un 20 y un 40% exactamente, según la empresa del sector Aguirre Newman, llegando en ocasiones tipo ganga al 50% de rebaja. Pero como anunciarlo con colores estridentes y bajo el cartel de ‘chollo’ da mala imagen, algunas compañías están optando por subir a sus clientes vip a un autobús y darles una vueltecita por las mejores ofertas de la zona, todo muy confidencial, por supuesto. La idea es susurrarles al oído que están de rebajas, pero que no se note.

Por el momento, esta iniciativa del Círculo Financiero Internacional sólo se está llevando a cabo en la provincia de Málaga, pero ya ha puesto sus autobuses mirando a Barcelona y Madrid. Puedes participar en ella seas socio o no, pero si no lo eres, te costará 20 eurillos. Así se protegen de curiosos que sólo quieran pasar el día viendo mansiones por la cara, tipo la ruta de los famosos de Beberly Hills. Aquí hemos venido a comprar, señores. Si no tienes un milloncejo de euros en el banco, o muchos amigos en tu sucursal para que te hipotequen, quédate en casa. Tanto es así, que la iniciativa apenas se publicita en ninguna parte, quieren que siga siendo tan elitista como las megacasas que enseñan.

Casi todo lo expuesto son promociones nuevas que no hay quien venda. Se construyeron pensando en la especulación, pero ya nadie especula con ladrillos y ahora toca rebajar a precios de primera residencia. Lo que antes era un lujo a más caro mejor, ahora es un ‘mete a todos en un autobús y sálvese quien pueda’. Dicen que ya hay ricachones árabes pidiendo sitio en el autobús, y está claro que tal y como está la cosa en el sector de la construcción, toda idea novedosa es poca.