Caja Madrid lanza participaciones preferentes

Caja Madrid acaba de lanzar una oferta de participaciones preferentes que quita el hipo. Pero ¿qué es eso de las preferentes?, y sobre todo: ¿son tan preferentes como nos dicen?

Caja Madrid acaba de lanzar una oferta de participaciones preferentes que quita el hipo. Pero ¿qué es eso de las preferentes?, y sobre todo: ¿son tan preferentes como nos dicen?

Cada vez en mauyor medida, los bancos y cajas con amplia red comercial (los grandes, vamos) aprovechan a sus comerciales para proponernos un producto de nombre rimbombante, de esos que parecen chollos: participaciones preferentes. Uno piensa: si dicen que participo, es porque me acogen en su seno, eso es bueno; y si encima son preferentes, es que son las mejores, eso también es bueno. Pero como casi todo en el sistema financiero, no es oro todo lo que reluce. De hecho, las últimas emisiones de participaciones preferentes sólo se encaminan hacia el ‘gran público’, hacia el ahorrador de a pie (de ahí que nos los vendan en la sucursal) sin dejar nada para ‘negocios institucionales’. Será que no son tan preferentes…

Las participaciones preferentes son un producto financiero a medio camino entre las acciones de toda la vida y la emisión de deuda, lo malo es que no tienen el potencial de revalorizarse de las acciones de toda la vida (y más viendo como repunta estos días el Ibex35) ni la seguridad de la deuda (bonos, depósitos, etc) porque como vayan mal dadas nos quedamos a verlas venir. Nos proponen participaciones como tal en el banco o caja en cuestión, pero sometidos a particularidades que las hacen peligrosas.

Peligros y cosas que dan que pensar:

  • No tienen fecha de vencimiento. EL banco o caja decide cuando las liquida (no que las mate, sino que pague lo que prometió en su día).
  • Sólo se pueden revender en el AIAF, un mercado financiero bastante cerrado que suele dar pocos o ningún beneficio. Por lo tanto, o esperamos a que el banco vaya bien, o seguramente las revenderemos a la baja.
  • En caso de quiebra (malo será, pero lo mismo decían de General Motors…) cobraríamos casi los últimos. Todos los depósitos y similares van por delante, y sólo las acciones se liquidarían después de las preferentes.
  • El interés que ofrecen depende de que la entidad consiga la solvencia suficiente para que el Banco de España admita pagarlos. Como la cosa no vaya bien, no vemos un duro.

Si tras estos apuntes te quedan ganas de invertir en preferentes (no hay que olvidar que sus propuestas suelen ser muy interesantes a pesar de todo), ahí van algunas ofertas vigentes:

  • Caja Madrid: la más novedosa y de mayor tamaño (ha colocado ya más de 2.700 millones de euros en preferentes). Ofrece una remuneración del 7% fija durante los cinco primeros años y Euribor a tres meses + 4,75% a partir de esa fecha.
  • BBVA: salieron al mercado hace ya 3 años, y hoy cotizan a 63 céntimos con una rentabilidad del 13%
  • Banco Popular: tras un par de años en el mercado, hoy ofrece una rentabilidad del 18,5% a 46 céntimos de euro la pieza.