El AVE evita la crisis

Una vez me dijeron algo que con el tiempo me he dado cuenta que es cierto: a los españoles nos encanta criticarnos unos a otros en lugar de presumir y alabar de nuestro país.

Una vez me dijeron algo que con el tiempo me he dado cuenta que es cierto: a los españoles nos encanta criticarnos unos a otros en lugar de presumir y alabar de nuestro país.

La Alta Velocidad Española, lo que todos conocemos como AVE, está llevando bastante bien la crisis: no sólo no baja viajeros, algo que si hace el transporte aéreo que ya ha perdido un 9,3%, es que suben y bastante: un 16.4% con respecto al año pasado.

Pero lo mejor no es que crezca en la crisis, es que está intentando crecer en otros países: hace poco nos visitaba el Secretario de Transportes de EEUU y se daba una vuelta con el AVE a Zaragoza de la mano de Pepe Blanco, Ministro de Fomento. Se ve que han quedado encantados y nos han pedido ayuda para ‘gastar’ los 8.000 millones que quieren destinar a implantar la Alta Velocidad en su país.

Y no lo hacemos mal: en 2.012 seremos la primera nación del mundo en kilómetros de alta velocidad (2.200), más que Francia o Japón y en 2.020 quieren conseguir que

  • España tenga 10.000 km en líneas de alta velocidad
  • Todas las capitales de provincia estén conectadas a esta red
  • El 90 por ciento de los ciudadanos se encuentren a menos de 50 km de una estación de Alta Velocidad

Los planes son ambiciosos y normalmente llevan retrasos, pero para algo que hacemos (y parece que bien) deberíamos estar orgullosos y apoyarnos para que vaya adelante allá donde se lo proponga. Nos interesa como país.