Alquiler de acciones Self Bank cuentas Quintuplica y Tentuplica

Cuando uno tiene acciones en bolsa, vayan bien o vayan mal, siempre está haciéndose la misma pregunta: ¿las vendo? SelfBank nos hace otra pregunta: ¿me las alquilas?

Cuando uno tiene acciones en bolsa, vayan bien o vayan mal, siempre está haciéndose la misma pregunta: ¿las vendo? SelfBank nos hace otra pregunta: ¿me las alquilas?

La Bolsa pasa por un momento ‘raro’: desde hace meses la tendencia es claramente al alza, habiendo pasado de lágrimas a primeros de año hasta sonrisas en los calores de agosto. Pero aún así todo el mundo nos dice que la crisis sigue vigente, y que si la volatilidad, y que si cuidadín cuidadín… Total, que uno no sabe muy bien qué hacer con esas acciones que tiene guardadas desde hace ya mucho, y que ya le rentan, pero que no se atreve a vender por si luego suben como la espuma y se queda con cara de tonto. ¿Vender, no vender? Pues no todo se reduce a esta disyuntiva ¡También podemos alquilar nuestras acciones!

La iniciativa es de la entidad online SelfBank
, y está dirigida para esos accionistas a largo plazo que no tienen todo el día para jugar en bolsa y sacar rendimientos máximos pero que no quieren deshacerse de sus acciones. La idea consiste en ceder al banco tus acciones por un tiempo determinado, durante el cual será SelfBank quien las gestionará. Lo bueno: durante ese tiempo no te cobrarán custodia de acciones (si tu préstamo sobrepasa los 5.000 euros) y seguirás percibiendo dividendos (desde el momento en el que alguien las quiera, es decir se presten, no vale con sólo tu ponerlas a disposición de otro, sino que a otro le tiene que apetecer cogerlas) sin preocuparte de si van bien, mal o regular. Y además te devengan intereses. Lo malo: dependes de que haya alguien a quien le apetezca tu cartera de valores, y siempre te queda ese ‘y si yo lo hubiera hecho mejor…’. Eso sí, los valores tienen que ser negociables en las cuentas Tentuplica y Quintuplica de SelfBank.

En resumen, si tienes una buena cantidad en acciones (más de 5.000 euros, sino no merece la pena) SelfBank te ofrece tranquilidad y dividendos asegurados, pero si eres un miniaccionista sin tiempo que dedicarle a sus acciones, casi lo mejor será venderlas y recoger los beneficios que te hayan dado ya, o esperara a que suban un poco más si aún pierdes dinero y venderlas posteriormente.