¿Qué es la cuesta de septiembre? ¿Cómo la supero?

Siempre se ha hablado de la famosa cuesta de enero: las navidades, las comidas, los viajes…nos llevan a una serie de gastos que en Enero tenemos que pagar.

Siempre se ha hablado de la famosa cuesta de enero: las navidades, las comidas, los viajes…nos llevan a una serie de gastos que en Enero tenemos que pagar.

Pero por si alguien no se había dado cuenta, hay una cuesta peor: la cuesta de septiembre…sobretodo si tienes hijos. En Navidad te gastas dinero en regalos y comidas durante dos o tres semanas. En Verano te pasas, como mínimo, un mes fuera de casa, consumiendo, viajando, gastando…dándote el homenaje que tanto te mereces tras meses de trabajo.

Todas esas facturas te van llegando en septiembre y, además, tienes nuevos gastos de vuelta al cole: material escolar, libros, matrículas, colegio, transporte, comedor…Todos esos gastos lo multiplicas por el número de hijos que tengas. Un estudio dice que estos gastos escolares pueden ir desde los 400 hasta los 1.500 euros, dependiendo de colegios públicos o privados

Es difícil evitar estos gastos, aunque hay consejos que te pueden ir bien:

  • Intenta planificar estos gastos antes de cada verano, ahorrando ese dinero ineludible para la vuelta: matrícula, libros, etc…
  • Intenta reutilizar libros de hermanos, primos o de niños de otros cursos que ya no los necesiten. Del mismo modo, intenta vender los libros y materiales que tu hijo ya no necesite.
  • Evita gastos superfluos: este mes se acumulan muchos gastos que no vas a poder evitar, así que vas a tener que dejar de lado cenas, salidas, cines, etc…por lo menos durante un mes, hasta que regresen los ahorros.

Piensa que ya queda menos para que acabe la cuesta de septiembre.