¿Qué diferencia hay entre autónomo y emprendedor?

A raíz de una entrevista que leí el otro día a Marc Vidal, me surgió la idea de comentar esta diferencia entre autónomo y emprendedor que yo creo que mucha gente confunde…

A raíz de una entrevista que leí el otro día a Marc Vidal, me surgió la idea de comentar esta diferencia entre autónomo y emprendedor que yo creo que mucha gente confunde…

…yo el primero, que me costaba diferenciarlos. En Pymes y Autónomos ya hicieron un ejercicio parecido sobre esta diferencia y yo creo que es muy acertada:

  • Un autónomo es alguien que trabaja por cuenta propia (no tiene un jefe) y no tiene una nómina fija. Como bien dice el artículo de Pymes y Autónomos, es alguien que trabaja para llegar a fin de mes, es decir, para ganar lo suficiente para pagar sus gastos durante el tiempo que sea posible: taxistas, dentistas, pintores, etc…
  • Un emprendedor es alguien cuya motivación es montar un negocio o un proyecto (dentro de lo cual puede ser autónomo) con la intención de crear empleo, ganar dinero y, si es posible y todo va bien, crear nuevos negocios.

Aunque para algunos sea lo mismo, la diferencia es importante. No es que uno sea mejor que otro, pero si tienen un ‘fin’ distinto.

El comentario que me hizo pensar sobre este tema es el que dijo Marc Vidal en una entrevista: “El PlanE tenía que haber dado 100.000 euros a 80.000 emprendedores“. ¿Porqué este comentario? . El Plan E ha servido para, durante algunos meses (supuestamente) crear 300.000 empleos, pero gente que al final del año se irá a la calle (eso pone en sus contratos) y con intermediarios (empresas) que por el camino se han quedado unos buenos beneficios y en proyectos poco ‘productivos’.

Yo conozco varios emprendedores que sacan cada mes adelante sus proyectos con mucho menos dinero y a los que con 100.000 euros, no sólo podrían mejorar y crear empleo (como dice Marc Vidal, contratar a 4 empleados cada proyecto, con un salario bueno), sino que la cantidad de proyectos, investigación, innovación, nuevas empresas, etc…que se crearían, como mínimo, se podría empezar a cambiar el modelo de negocio de este país (menos construcción y turismo). Eso para empezar. Pero claro, eso interesa menos que ver carteles por toda la ciudad anunciando obras inútiles.