El negocio del P2P, cómo ganan dinero las web de descarga

Así se monta una web de descargas ¿ilegales? El Ministerio de Cultura está trabajando en ello. Habrá que ver en qué acaba la lucha de poderes en torno al cine y la música.

Así se monta una web de descargas ¿ilegales? El Ministerio de Cultura está trabajando en ello. Habrá que ver en qué acaba la lucha de poderes en torno al cine y la música.

Ahora que la ministra Sinde (con su mirada entre niña del exorcista y no haber roto un plato en su vida) y su equipo planean cerrojazos en páginas de Internet que se dedican a la descarga e intercambio de cultura sin pasar por caja, es buen momento para preguntarse porqué este tipo de sitios crecen como hongos en Internet, ¿pero no se supone que es todo gratis como el aire que respiramos? Quizá no tanto…

  1. Scene: grabar películas de soslayo en salas de cine (normalmente abarrotadas) en los estrenos y pases de prensa de las películas, para luego meterlas en las páginas P2P incluso en ocasiones antes de que se estrenen en salas comerciales.
  2. Traders: se encargan de traspasar archivos de servidor a servidos a la velocidad del rayo, así de una sola grabación se pueden sacar miles de sitios con esa película disponible en muy poco tiempo.
  3. Competencia: feroz, a más pelis y más novedosas, más éxito tendrá la web, eso acelera los procesos y perfecciona procedimientos.

¿Y todo para qué? ¿Y a cambio de qué? Estos entramados se costean por dos vías:

  1. Con la compra y venta de cuentas leech (preparadas para muchas descargas a máxima velocidad). Se vende el paquete ya hecho.
  2. Montar páginas P2P, de intercambio de archivos.

Al final, todas estas páginas, hechas para disfrute propio o para terceros, se acaban llenando de jugosa publicidad que paga para aparecer en ellas porque saben que por esos sitios pasa mucha gente y suele estar bastante tiempo, para buscar y descargar lo que busquen. Como en Europa las pelis salen más tade que en Estados Unidos, se pueden encontrar antes en Emule que en las salas de España, por ejemplo.

Por supuesto, no queremos decir que todo el mundo se lucre con esto del P2P, pero no está de más saber cómo funciona todo este ‘tinglado’. Y nos declaramos no expertos en el tema, por lo que cualquier objeción o consejo será bien recibido en el apartado de comentarios.