Euribor noviembre 2009, nuevo mínimo histórico

El Euribor últimamente parece nuestro más fiel amigo, después de años enemistados con él por ladrón. Sigue bajando, y no parece querer subir dentro de poco.

El Euribor últimamente parece nuestro más fiel amigo, después de años enemistados con él por ladrón. Sigue bajando, y no parece querer subir dentro de poco.

Como ya veníamos vaticinando en anteriores post, el Euribor sigue su senda bajista (es decir, que baja y baja y vuelve a bajar) y acaba noviembre, y empieza diciembre por tanto, marcando un nuevo mínimo histórico mensual. Se sitúa día de hoy en el 1,231%. Se trata por tanto de una caída menos acusada que en anteiores meses (hace un año superaba con creces el 4%), pero era de prever, pues si seguía bajando al ritmo que lo venía haciendo, acabarían dándonos dinero, en vez de pedirnos intereses…

Se han cumplido así los vaticinios que suelen hacerse mediado cada mes, que esto de los pronósticos gusta mucho, y se ha confirmado que el Euribor sigue más bajo que la temperatura estos días en lo alto de Sierra Nevada. Esto se traduce en buenas noticias:

  • Para una hipoteca media de unos 15.000 euros a 40 años, el ahorro si se actualiza el cobro estos días será de entre 230 y 280 euros, más o menos, lo que supone un ‘pellizco’ de 2.800 euros al año por familia e hipoteca, aproximadamente.
  • Para los que estén pensando en hipotecarse estos días, hay que tener cuidado con los porcentajes a sumar al Euribor (las hipotas se suelen firmar a un % fijo que se suma a la marcha del Euribor, por ejemplo hipoteca a Euribor + 0,80%). Un % fijo alto puede parecer poca cosa ahora, con el variable (Euribor) bajo, pero cuando éste suba, se puede convertir en una gran carga.

¿Y para el futuro qué? Se pregunta la gente. Pues parece que por el momento, calma chicha. Bajar, ya apenas puede bajar más, y subir, tampoco parece que vaya a subir mucho. Al menos en los próximos meses, hasta que la recuperación en Europa sea un hecho plenamente confirmado y los bancos centrales se decidan a pedir más dinero por prestar su dinero, o sea, que suban los tipos de interés en todo el mundo mundial.