El pulso del mes Ninja: enero de 2010

Haitía ha ensombrecido el mes en todos los aspectos. Han sido los primeros 31 días de un año que quiere dejar atrás las malas noticias, por lo que los augurios no pueden ser buenos.

Haitía ha ensombrecido el mes en todos los aspectos. Han sido los primeros 31 días de un año que quiere dejar atrás las malas noticias, por lo que los augurios no pueden ser buenos.

Decimos adiós a un mes marcado por la tragedia, y no lo digo en plan literario, sino (desgraciadamente) en plan realista. La tragedia en cuestión, la del terremoto de Haití. Una vez más, la naturaleza se cebó con quien no podía defenderse,

Antes de nada, cuando se inicia un nuevo lo primero es mirar el calendario en busca de los días festivos, faltaría más! Una vez cumplido el trámite y más animados, en el plano práctico que tanto nos gusta explotar, este mes os hemos enseñado a poner guapo vuestro currículum, a vender por Ebay, os hemos dicho cómo ganar un viaje al Mundial de Suráfrica, os hemos dado chivatazos sobre empleo, y hasta os hemos dicho lo que tenéis que leer si queréis triunfar.

Como os gusta preguntar, nos hemos adelantado una vez más: sabemos qué es eso del cheque bebé, qué hacer para tramitar con Hacienda si eres autónomo, qué hacer para convertirnos en millonarios controladores aéreos, y cómo enfrentarse al cambio de retención fiscal de los alquileres.

Como no podía ser de otro manera, el primer mes de este 2010 también ha sido un mes de pronósticos y miradas hacia el futuro: ¿finanzas?, ¿vivienda?, ¿paro?, ¿oportunidades de negocio? Hasta nos hemos puesto exóticos y os hemos aconsejado invertir en BRICs (ojo, no los envases de leche, los países) y hasta en África. Para valientes, nosotros. No como los políticos, que un mes más han decidido malgastar el tiempo discutiendo: que si pedimos cuentas a los bancos, que si los dejamos en paz, que si la Unión Europea no vale, que si tu corbata es más fea que la mía…

Discutid lo que queráis, diría yo, pero no os olvidéis de Haití.