Invertir en países emergentes, BRIC y oportunidades de negocio

Sudáfrica, países BRIC… Las potencias emergentes han irrumpido con fuerza, y lo han hecho para quedarse. ¿Cómo aprovecharse del buen momento que atraviesan?

Sudáfrica, países BRIC… Las potencias emergentes han irrumpido con fuerza, y lo han hecho para quedarse. ¿Cómo aprovecharse del buen momento que atraviesan?

Los mercados emergentes han mejorado mucho en 2009 y han salido rápidamente en V de la crisis»

Fernando Hernández, Director de Análisis de Inversis

Eso de que Sudáfrica vaya a organizar el Mundial de Fútbol fue un primer aviso. Eso de que Brasil vaya a organizar (también) el Mundial de Fútbol de 2014 y sobre todo los Juegos Olímpicos de 2016 fue algo más que una seria advertencia. Y el hecho de que Obama buscara desesperadamente reunirse con China, Rusia y Brasil en la pasada cumbre de Copenhague ignorando a los europeos, fue la confirmación. El mundo ya no es el G-8, ahora es el G-2 (EEUU + China) con el G-20 (ricos y emergentes juntos) siguiéndoles de cerca. Los países emergentes ya han emergido. Y como nosotros le sacamos punta económica y buscamos el beneficio en todo, vamos a poner todo nuestro empeño en sacar provecho de los nuevos países pujantes.

Antes de nada, distinguir entre los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) y el resto. Estos cuatro son los que mandan entre los nuevos invitados a la fiesta del ‘ser alguien en el mundo’. Son grandes, con historia, y desde luego mucho más fiables que el resto de emergentes (si es que hoy en día alguien es fiable…). A estos ‘nuevos’, paradójicamente les vino bien no estar en primera línea de las finanzas mundiales, pues su baja relación ahorro-endeudamiento ha hecho que sufrieran menos el hachazo de la crisis. Hablando en plata, como nadie les hacía caso hasta hace poco, no tenían mucha ‘basura financiera’ en sus cuentas.

Eso se refleja en el comportamiento de los fondos emergentes: hedge funds que basan su devenir en cómo vayan las cosas por esos lares. Ahí van algunos ejemplos en España:

Pero, por favor, informaos bien hasta de la última tilde de la última palabra de la letra más pequeña. La oportunidad está ahí, pero también el riesgo.