Banesto, hipoteca oficial de la Selección Española de fútbol

Ya no saben qué vender. Desde coches hasta electrodomésticos, la Selección Española de fútbol te propone comprar de todo. Ahora, también pisos. Hipotécate a lo Fernando Torres, parecen decir.

Ya no saben qué vender. Desde coches hasta electrodomésticos, la Selección Española de fútbol te propone comprar de todo. Ahora, también pisos. Hipotécate a lo Fernando Torres, parecen decir.

Estamos cansados de ver jugadores de fútbol patrocinando cosas que le son regaladas, incluso hay torneos (por ejemplo, el Mundialito de Clubes, que cuando lo perdía el Real Madrid lo llamaban la Copa Toyota, precisamente porque patrocinaba la copa en cuestión y al mejor jugador del torneo le daban un coche ídem), y día sí día también les vemos conduciendo unos cochazos que ríete tú del garaje de Michael Schumacher y que a menudo son gratis, o vistiendo ropa carísima que le ‘prestan’ para que la luzcan. Ya era hora de que promocionaran algo de lo que no se van a aprovechar los jugadores ‘por la cara’: hipotecas.

Si tiene su plátano oficial (el de Canarias, claro), su cerveza oficial (Cruzcampo) y hasta su óptica oficial (General Óptica, aunque ésta mejor sería que patrocinara a los árbitros…), no nos vamos a quejar ahora porque tengan también una hipoteca a prueba de nóminas euromillonarias, pero: ¿en qué repercute en el comprador de a pie que Banesto sea patrocinador de ‘La Roja’ en cuestiones inmobiliarias? Pues la Hipoteca Selección:

  • Vigente del 1 de febrero hasta el 31 de marzo.
  • Interés: Euribor +0,80%
  • Para importes solicitados mayores de 60.000 euros.
  • Plazo: de 15 a 35 años.
  • ¡Tarjeta de crédito gratis con 1.500 euros de saldo para comprar muebles en Expert (otro patrocinador de La Selección, curiosamente)! Hay que amueblar la casa, muy bien pensado.
  • Producto subrogable desde o hacia la Hipoteca Smash, ya disponible en Banesto.

Básicamente, es más de lo mismo: una marca aprovechándose (a cambio de dinero, eso sí) de la fama que da La Roja a pocos meses para la gran cita mundialista. En este caso, y no como en su Depósito Selección, la originalidad brilla por su ausencia.