Sa Nostra renuncia a Banca Cívica, fusión entre cajas de ahorro

Banca Cívica, uno de los últimos grupos surgidos de la fiebre por la fusión entre cajas, no contará finalmente con Sa Nostra entre sus componentes. La caja balear se baja en marcha.

Banca Cívica, uno de los últimos grupos surgidos de la fiebre por la fusión entre cajas, no contará finalmente con Sa Nostra entre sus componentes. La caja balear se baja en marcha.

Llevábamos ya varias semanas sin grandes noticias sobre los tejemanejes de las cajas de ahorro para fusionarse, aliarse y enfadarse, que tantos titulares dieron a finales de 2009, pero la tras la calma viene la tempestad ¿o era al revés? Sa Nostra (la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de las Baleares, para los puristas) acaba de declarar formalmente a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores, para los entendidos) que no se integrará en el proyecto Banca Cívica.

La nueva macro caja, que también abarca a Caja Navarra, Caja Canarias y Caja Burgos, seguirá adelante exactamente en los mismos términos que estaba estipulada, pero se le cae la pata balear. Sa Nostra ha declarado que no suscribirá el contrato de integración en el grupo por no “cumplir al 100% con las expectativas”. Hablando en plata, que no le veían el beneficio por ningún lado. Eso sí, los rumores que venían oyéndose sobre la posibilidad de que Sa Nostra se implique en otra fusión de cajas siguen tomando cuerpo, hasta el punto de que los baleares han comunicado que no descartan unirse a otra fusión de entidades, “tal y como establece su plan de Gestión 2010”. En el mismo comunicado, Sa Nostra manifiesta que haga lo que haga (no renuncia a quedarse como está, por cierto), lo hará atendiendo a sus prioridades de mantener la Obra Social, su red comercial y su vinculación con el territorio. Casi nada…

Habrá que ver como afecta esta renuncia a la nueva entidad, que se ha situado como la entidad por activos totales, la cuarta por fondos propios y la quinta en resultados (teniendo en cuenta los números de 2009).