Ayudas para la rehabilitación de viviendas, toda la información

Los políticos quieren que tu casa luzca guapa, y para ello te proponen pagar menos IVA y una reducción en tu Declaración de la Renta, ¿suena bien, no?

Los políticos quieren que tu casa luzca guapa, y para ello te proponen pagar menos IVA y una reducción en tu Declaración de la Renta, ¿suena bien, no?

De repente, y por obra y gracia de esa comisión tan ininteligible que creó ZP y que tan pocos resultados ha dado hasta el día de hoy, hace un par de semanas volvíamos a hablar en España de constructoras, casas e inmobiliarias ¡Y lo hacíamos en positivo! Por fin, pensarán algunos, pues por muy mal que se hicieran las cosas en ese sector (que se hicieron, es cierto), no podemos olvidarnos de la noche a la mañana de un sector que empleaba a millones de trabajadores entre empleos directos e indirectos. Por ello, ZP & Cía. se sacaron de la manga una propuesta: ayudar a aquél que rehabilite su casa, vía bajada de impuestos. Así se da empleo a gente dedicada al sector, y ponemos más bonito el piso por menos dinero. Ya sabemos todos los detalles de la propuesta:

  • Sólo el 24% del dinero del sector vivienda se destina a rehabilitación, demasiado poco, en opinión de los políticos. Menos construir y más arreglar (en Europa, donde se alquila más y se vende menos, dedican el 40% a rehabilitar).
  • Se pretende alcanzar el 35% destinado a rehabilitación dentro de los dispendios en el sector en 2020 (cifra mágica, parece que todos miran hacia ese año… ¿Será porque queda lejos y así se nos habrá olvidado todo lo que se promete ahora?).
  • Para ello, se reducirá al 8% el IVA para todo tipo de obras de rehabilitación.
  • Desde el próximo 1 de julio.
  • Durante dos años máximo a partir de la fecha de entrada en vigor de la medida.
  • 10% de descuento extraordinario en el IRPF (además) para las obras que tengan como objeto la mejora energética de la vivienda (dobles ventanas, placas solares, etc). Aplicable a todo contribuyente con ingresos menores de 33.000 euros al año.
  • Límite para obras de 12.000 euros.

Una vez conocido todo esto, ya sólo falta ir al Ayuntamiento de turno, solicitar la licencia de obras correspondiente, y ponerse a rehabilitar la casa. ¡Que si no está todo en orden no habrá ayuda, ojo!