¿Cuánto cuesta un trabajador a una empresa?

Siempre pensamos que si echan a un trabajador de una empresa lo hacen para ahorrarse 1.000 euros (por ejemplo), pero la verdad es que a la empresa le cuesta más.

Como ya vimos cuando explicamos la nómina, el salario bruto es la suma del salario neto (lo que te ingresan en tu cuenta a fin de mes) y varias partidas que te quita la empresa o la seguridad social (pagas extras, desempleo, formación, etc). Pero a la empresa un trabajador no le cuenta el salario bruto y ya está: la verdad es que le cuesta más.

El coste de la empresa podría definirse como: salario bruto más la cuota patronal. La cuota patronal es la parte que paga la empresa y que se paga a la seguridad social y que suele variar entre un 30% y un 38% del salario neto del trabajador. Estos porcentajes están formados por:

  • Contingencias comunes: un % destinado a cubrir bajas de enfermedades, maternidad, accidentes no laborales, etc. Es un 23.6% del salario neto.
  • Desempleo: un % para el INEM. Entre un 6% y un 7% del salario neto.
  • FOGASA: Fondo de Garantía Social, para cubrir un fondo común del estado para cubrir EREs, indemnizaciones, salarios sin pagar, etc…Es un 0,2% del salario neto.
  • Formación profesional: cuotas para formación, reciclaje de empleados, etc. Es un 0,60% del salario neto.

También existen contingencias profesionales (por accidentes o enfermedades derivadas del trabajo) o por horas extra. De ahí la variación entre el 30 y el 38% de la cuota patronal.

Un ejemplo: imagina que cobras 30.000 euros brutos en 12 pagas, es decir, 2.500 euros brutos al mes. Entre impuestos, tipo de contrato, seguridad social, etc…imagina que el empleado cobra unos 2.000 euros al mes (para redondear). Pues la suma de todos los márgenes: 23.6 + 6 + 0,2 + 0,6 = 30,4% (para el ejemplo no añadimos nada más), es decir, si el trabajador cobra 2.000 euros netos, la empresa paga 608 euros al mes por ese trabajador (7.296 euros al año).