Dónde han ido los cerebros de la crisis

¿No os peguntáis qué habrá sido de todos los cerebros de los grandes bancos hundidos en la crisis? ¿Carcel, paro,…? La realidad es que se han ido recolocando en otras grandes entidades.

¿No os peguntáis qué habrá sido de todos los cerebros de los grandes bancos hundidos en la crisis? ¿Carcel, paro,…? La realidad es que se han ido recolocando en otras grandes entidades.

Uno puede preguntarse, quizás sin tampoco una gran preocupación, dónde han ido los grandes cerebros de aquellos bancos de inversión que quebraron en Estados Unidos y que generaron el seismo financiero que ha revuelto las economías mundiales (y ha hundido más de una). Aquellos alquimistas que creaban oro de la nada, y con el que crearon un gran castillo de naipes con la grua del apalancamiento infinito.

¿Pensáis que estos ambiciosos desaprensivos que hundieron a sus bancos y dilapidaron ahorros de las familias, por su escasa perspectiva que no llegaba más allá de la fecha del pago del bonus y de las promociones de cada dos años, están en el taleguillo o en su defecto en las listas del paro de por vida?

Pues mirad este gráfico sobre el flujo de RRHH:

Están recolocados en otros grandes bancos, esos que en la crisis abanderan el estandarte de la gestión conservadora.

Nadie habrá sido tan ingenuo de pensar que en este mundo se iba a dejar a un alquimista abandonado en una lista de una agencia de empleo. En seguida otros bancos han querido recogerlos entre sus filas…

Habrá algún ingenuo que pensaba que las cosas no volverían a ser parecidas en el futuro…