Euribor febrero, nuevo mínimo histórico

La incertidumbre en los mercados sobre la marcha de las finanzas en la Zona Euro ha hecho retroceder nuevamente al Euribor, que en febrero marcó su mínimo más mínimo de todos los tiempos.

La incertidumbre en los mercados sobre la marcha de las finanzas en la Zona Euro ha hecho retroceder nuevamente al Euribor, que en febrero marcó su mínimo más mínimo de todos los tiempos.

Los más agoreros (o realistas, quien sabe, pero en todo caso seguro que sin hipoteca) auguraron que con la llegada de 2010 el Euribor, ese índice que tanto preocupa a casi todo el mundo, abandonaría su senda bajista para volver a subir, o al menos no seguiría desplomándose (nunca un desplome hizo feliz a tanta gente). Pues, al menos de momento, se equivocaban.

Esa es al menos la conclusión que parece desprenderse del dato de febrero, recientemente hecho público, y que dice que ha alcanzado una tasa media del 1,225%, la cifra más baja de toda su historia. ¿Y en qué se traduce todo esto? DIréis vosotros. Pues, para los que no tengan hipoteca contratada o la tengan pero no vayan a revisarla en marzo, no se traduce en apenas nada, pero para los afortunados que tengan la revisión (anual, la más común) para este mes de marzo recién estrenado, les supondrá una rebaja en su cuota mensual de 68 euros, o lo que es lo mismo, el nada despreciable pellizco de 780 euros anuales, siempre hablando de una hipoteca media a un plazo medio.

Es más, el Euribor tocó su mínimo también diario durante el mes de febrero, en concreto el último día del mes, con un 1,215%. De mínimos, va la cosa. Recopilando, febrero ha sido el 16º mes de bajadas para el índice en cuestión de los últimos 17 meses, pues sólo en diciembre, cuando Europa parecía sana como un roble, se permitió subir. Este índice tiene mucho que ver con lo que decida el Banco Central Europeo, y eso quiere decir que la herida abierta por Grecia, amenazante para media Unión Europea, tiene mucho que ver con que vuelva a la senda bajista. Si no hay recuperación consolidada, no hay Euribor fuerte, y para eso parece que vamos a tener que esperar no sólo en España. El consumidor medio no se va a quejar, desde luego…