¿Qué pasa si dejo de pagar la hipoteca?

Por culpa de la crisis y el paro (y las hipotecas que muchos nos echamos a la espalda), está siendo más habitual de lo deseado que algunas personas no puedan pagar su hipoteca.

Por culpa de la crisis y el paro (y las hipotecas que muchos nos echamos a la espalda), está siendo más habitual de lo deseado que algunas personas no puedan pagar su hipoteca.

¿Qué ocurre si no pago la hipoteca? ¿Me quitan la casa? ¿Pueden hacer eso? ¿y lo que ya he pagado?. Bueno, como imaginarás no ocurre todo de la noche a la mañana y hay un proceso previo para evitar llegar a esta situación.

¿Esta situación es extraordinaria? Por desgracia no lo es: ahora mismo hay más de 100.000 familias en España que han dejado de pagar su hipoteca y los bancos se están viendo esta situación cada vez con más frecuencia. También debes saber que ni tú ni tampoco el banco quieren llegar a esa situación: el banco te prestó un dinero y quiere recuperar ese dinero (con sus intereses), no quiere una casa (y menos ahora que se están devaluando).

¿Qué debo hacer? Evidentemente no te levantas un día y ya no puedes pagar una hipoteca: esta situación es un cúmulo de circunstancias (estás sin trabajo, la hipoteca ha subido, tienes otras deudas, etc)…Si ves que esa situación puede llegar en unos meses, antes de eso acude al banco y cuéntale tu situación: entre ambas partes se pueden tomar varias medidas como renegociar la hipoteca, cambiar las condiciones, alargar el plazo, pactar un tiempo sin pagar la cuota (aunque sí los intereses), etc…

Eso ya lo he hecho y o no me han hecho caso en el banco (sería extraño) o ya no puedo alargar más las condiciones. ¿Qué hago?’. Si la situación sigue a peor y se produce un plazo de varios meses de impago (lo habitual son seis meses), el banco reclama judicialmente lo que es suyo (la casa, los bienes que se declararon como garantía, etc) y el banco subasta el piso (aunque se suelen tardar 6 meses más en que se produzcan los trámites, juicios, etc). Aunque no olvides que cada mes de impago se acumulan unos altos intereses de demora.

¿Qué pasa entonces con el piso?’ El piso se subasta y, al venderlo, hay dos opciones: una es que se obtenga más dinero que el que se hipotecó (o que faltaba por pagar): este caso, menos probable hoy en día, permitiría al banco cobrar su deuda, pagar los gastos judiciales y dar al dueño embargado lo que sobre (si sobra algo); la otra opción es más habitual (sobretodo porque el banco intentará vender el piso rápido y cobrar justo su deuda y los gastos, así que pondrá un precio más bajo y al dueño no le quedará nada.

¿Y si el precio de venta no cubre la deuda?’ Pues en nuestro país es un problema: en EE.UU, por ejemplo, el banco se queda la casa y ese es el fin de la deuda (de ahí que la crisis hipotecaria en EE.UU sea tan fuerte y los bancos estén tan ahogados); en España, las hipotecas deben pagarse completas y si la subasta no cubre la deuda del piso, el ex-dueño sigue debiendo el dinero que falte al banco. De esta manera el banco embarga otros bienes, parte de la nómina, etc…hasta cobrar su deuda.