¿Cuánto ahorro consigo con electrodomésticos de bajo consumo?

Con la crisis actual, que no sabemos hasta cuándo va a durar, lo mejor es que intentemos gastar lo menos posible, y si podemos evitar que los gastos ‘fijos’ sean altos, pues mejor.

Con la crisis actual, que no sabemos hasta cuándo va a durar, lo mejor es que intentemos gastar lo menos posible, y si podemos evitar que los gastos ‘fijos’ sean altos, pues mejor.

Por gastos fijos me refiero a comida, la hipoteca, la gasolina, etc…y, cómo no, la luz y el agua. Ya sabes que lo mejor para reducir el consumo de luz y agua en tu casa es tener electrodomésticos de bajo consumo (eficientes): el problema de estos electrodomésticos es que son sensiblemente más caros y no sabemos si nos compensa o, mejor dicho, a partir de cuando nos compensará esa inversión mayor en equipos más caros.

Haciendo una comparativa sencilla de 6 electrodomésticos, comprar una lavadora, lavavajillas, nevera, vitrocerámica, aire acondicionado y secadora, si son de bajo consumo (eficiencia tipo A), el total pueden ser 3.620 euros, mientras que si son de tipo B, algo equivalente nos costaría 2.500 euros; es decir, una diferencia de 1.120 euros.

Estos electrodomésticos pueden suponer un ahorro eléctrico de hasta un 40% y si el consumo medio anual en electricidad de una casa ronda los 500 euros, quiere decir que, al año, nos ahorramos unos 200 euros. Con estas cuentas se puede estimar que en 6 años se consigue ‘recuperar’ la inversión (6 x 200 euros, 1.200 euros) y conociendo la vida media de algunos electrodomésticos, nos sale rentable hacer la inversión en estos equipos.

Además, algunas comunidades siguen dando ayudas a la compra de estos equipos más eficientes y nuestra conciencia estará más tranquila sabiendo que intentamos contaminar lo menos posible.