Adelantar el cobro de la Renta, financiar el pago del IRPF

Uno tiembla cuando ve un sobre con el membrete de la Agencia Tributaria en su buzón. Para relajarnos ante lo que pueda pasar, Deutsche Bank nos cubre las espaldas.

Uno tiembla cuando ve un sobre con el membrete de la Agencia Tributaria en su buzón. Para relajarnos ante lo que pueda pasar, Deutsche Bank nos cubre las espaldas.

Vivimos días convulsos. ¿Por el plan de ajuste zapateril? A no ser que seas funcionario, claro. ¿Por las constantes amenazas de huelga? Tampoco, a no ser que tengas alma de esquirol, vamos. La convulsión e incertidumbre económica viene de los borradores que están empezando a llegar en masa a los buzones de los sufridos contribuyentes. Pero tanto si necesitamos el dinero ya mismo y no nos fiamos de Hacienda, como si no tenemos con qué pagar lo que nos piden y necesitamos un préstamos, Deutsche Bank tiene la solución.

  1. Si nos ha salido a pagar: Credi-Renta, un préstamo personal sin intereses, pero con un 2% de comisión de estudio y 1% de comisión de apertura. Hsta 10.000 euros (malo será que haya que pagar más…) no requiere notarios, y por lo tanto el papeleo es muy rápido. Eso permite hacer el pago a Hacienda de forma fraccionada como convenga el cliente, y siempre con total disponibilidad.
  2. Si nos ha salido a cobrar: el banco nos anticipa la devolución gracias a un préstamos en las mismas condiciones. Es decir, nos da lo que Hacienda nos vaya a devolver, y ya se encargan ellos de cobrar por nosotros cuando Hacienda nos pague (en la cuenta del Deutsche Bank que hemos de abrir, claro).

Es una forma inteligente de captar nuevos clientes para una entidad serie y bien arraigada en nuestro país, pero con un número bajo de clientes. Original y muy útil en muchos casos.