En qué consiste una inspección de trabajo: cómo denunciar, actuar

Existen dos casos en los que nos podemos enfrentar a una inspección de trabajo: si denunciamos (a una empresa, por ejemplo, la nuestra) o si nos denuncian.

Existen dos casos en los que nos podemos enfrentar a una inspección de trabajo: si denunciamos (a una empresa, por ejemplo, la nuestra) o si nos denuncian.

¿Qué es una inspección de trabajo? Cualquier persona (aunque no sea trabajador de la empresa) que tenga sospechas o constancia de que en una empresa se pueden estar cometiendo irregularidades en temas de derechos laborales, seguridad y salud, derechos de los trabajadores, infracciones de la seguridad social, etc…puede presentar una denuncia para que se realice una inspección de trabajo.

¿Dónde se denuncia para que se haga una inspección de trabajo? Se ha de presentar un escrito en las Inspecciones Provinciales de Trabajo y Seguridad Social y en este escrito se debe indicar: datos del denunciante, firma, hechos que denuncia (causa de la infracción), fecha y lugar de la infracción, identificación de los denunciados y otros aspectos.

¿Puedo denunciar anónimamente? Por suerte o por desgracia, depende de quién ponga o reciba la denuncia, no es posible denunciar anónimamente, ya que se podrían recibir muchas denuncias falsas (por ejemplo, de empleados o exempleados descontentos o de la competencia que trata de dañar la imagen de una empresa) y, por lo mismo, quizá un empleado no se ‘atreva’ a denunciar algo ilegal por las consecuencias que podría tener para su actual empleo; para la tranquilidad de los trabajadores, los inspectores tienen la obligación de mantener la confidencialidad de las denuncias presentadas, no pudiendo revelar a la empresa el origen de la misma (aunque, según la denuncia, es fácilmente deducible).

¿Qué ocurre tras la denuncia? Los inspectores estudian el caso para ver si siguen adelante con una inspección completa o, si consideran que no es fundamentada la denuncia, la descartan. En caso de seguir adelante, se pondrían en contacto con los responsables de la empresa para que éstos faciliten toda la información referente a la denuncia, siendo éstos multados si deciden no colaborar con los inspectores de trabajo.