Ley Omnibus: ¿en qué consiste? ¿qué beneficios tiene?

La conocida como ley Omnibús o liberalización del sector servicios es una ley que aprobó el Gobierno y tiene cabreados a unos cuantos y contentos a unos pocos…Te explicamos por qué.

La conocida como ley Omnibús o liberalización del sector servicios es una ley que aprobó el Gobierno y tiene cabreados a unos cuantos y contentos a unos pocos…Te explicamos por qué.

¿Qué es la Ley Omnibús? La Ley Omnibús nace como una adaptación a nuestro país de una directiva europea (la Directiva Bolkestein) cuyo fin es facilitar la entrada en el sector servicios, o lo que es lo mismo, liberalizar ciertos servicios que hasta ahora eran un ‘coto privado’. Esta ley se aprobó en nuestro país a finales del año pasado.

¿Qué pretende esta ley? Pues facilitar la entrada en ciertos servicios a personas que quieran dedicarse a ello mediante diversos medios; unos ejemplos: si alguien necesita pedir un permiso para (por ejemplo) poder ofrecer un servicio y la administración tarda en contestar, pasado cierto tiempo, si no recibe contestación, se entiende que su solicitud está aprobada; facilitar la colegiación de ciertos sectores (en cuanto a trámites como en costes); facilitar que si un profesional esté colegiado por una Comunidad Autónoma, esta colegiación le sirva para toda España; etc

¿Y en qué me puede beneficiar? Pues por un lado esta ley facilita un sector servicios con más competencia, lo que puede hacer que, dentro de un mismo sector, al haber más competencia, se trate de bajar los precios de ciertos servicios (y eso nos favorece); por otro lado, esta ley nos puede ayudar a nosotros a entrar en nuevos sectores y campos en los que antes no podíamos entrar por temas burocráticos, de competencia, de exclusividad, etc…

¿Me puedes poner un ejemplo concreto? Por ejemplo, un caso que ha hecho bastante ruido es el caso de los taxistas: con esta ley, ‘cualquiera’ (yo mismo), podría con su coche dedicarse a llevar a pasajeros de un destino a otro, eso si, pactando previamente una tarifa y pagando unos impuestos; este mismo ejemplo sirve para electricistas, revisores del gas, etc…la única condición sería estar registrado como tal.

‘En principio, parece una buena iniciativa, ¿no?’ Por un lado si (liberalización de sectores), pero también hay que plantearse si nos interesa que en ciertos sectores pueda entrar ‘cualquiera’ que puede que no esté debidamente formado, con una titulación adecuada, etc…

Espero que te haya servido la información.