Me han timado o estafado: ¿qué puedo hacer? ¿dónde acudo?

Si ayer veíamos algunos timos recientes, aunque de ‘pequeña escala’, de vez en cuando nos podemos sentir estafados o timados con una empresa, un servicio, etc…que no nos han prestado adecuadamente

Si ayer veíamos algunos timos recientes, aunque de ‘pequeña escala’, de vez en cuando nos podemos sentir estafados o timados con una empresa, un servicio, etc…que no nos han prestado adecuadamente

Nos han vendido un producto y no nos han dicho los inconvenientes del mismo, nos han cobrado una reparación desproporcionada, nos han hecho un presupuesto y luego nos han cobrado mucho más sin nuestra aprobación, etc…seguro que todos tenemos en la cabeza alguna situación en la que nos hemos sentido así. Hoy queremos darte, a modo informativo, algunas indicaciones de cómo puedes actuar:

  • Lo primero es acudir a la propia empresa o persona que nos ha ofrecido ese producto o servicio defectuoso e intentar arreglar la situación: bien por teléfono, mail, fax, en persona…debemos mostrar al responsable nuestra indignación y reclamar lo que consideramos justo, así como mostrar nuestras intenciones de seguir adelante por otras vías y por tratar de solucionar el problema antes de ir a mayores.
  • En caso de no funcionar, todas las empresas de servicios deben disponer de una hoja de reclamaciones (en caso de no tenerla u ofrecerla al cliente, ya de por si es una falta), que podemos utilizar: en esta hoja debemos aportar toda la información que consideremos importante (facturas, fechas, información añadida, etc), para justificar nuestra queja (incluso indicar que se ha tratado de resolver el problema previamente). La administración tiene la obligación de acudir a la empresa que está siendo reclamada y comprobar su versión de los hechos, así como dar una respuesta al ‘perjudicado’.
  • En caso de que no funcione, podemos acudir a ‘Oficinas de consumidores’ como OCU o FACUA, que nos pueden asesorar con la situación y también pueden agrupar a varias víctimas de estos supuestos fraudes y tratar de presentar algún movimiento colectivo contra el causante.
  • Por último, si los anteriores medios no han funcionado o no se pueden considerar en el caso en particular, es posible acudir a un abogado y pedir asesoramiento sobre cómo actuar: denunciar el caso en la policía, tratar de ir a juicio, etc…evidentemente estos casos se reservan para situaciones de importancia.

Espero que te hayan servido los consejos.