Primera fusión entre cajas de ahorro, nace Caixa Catalunya

Las cajas de ahorro de Terrasa y Manresa se han fusionado con Caixa Catalunya, que a partir del 1 de julio será la primera nueva caja en funcionar como tal.

Las cajas de ahorro de Terrasa y Manresa se han fusionado con Caixa Catalunya, que a partir del 1 de julio será la primera nueva caja en funcionar como tal.

Es cierto, Caixa Catalunya ya existía, y desde hace mucho. Es cierto también que ni van a cambiar el nombre, ni parece que vayan a cambiar su logo, ni tan siquiera es probable que cambien mucho su política de clientes y productos financieros, pero más allá de todo eso, la noticia está en que la primera fusión real entre cajas de ahorro (de esta última oleada) ya está dando sus frutos. Se trata de la fusión de Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa manresa, unidas bajo el nombre de la primera y que ha anunciado que a partir del 1 de julio ofrecerá operativa conjunta a sus clientes en todas sus oficinas.

¿Y qué significa esto? Básicamente, que todos aquellos que tuvieran sus ahorros en alguna de estas 3 cajas no verán mermado en un ápice sus condiciones, pero además se eliminará todo tipo de comisión por operaciones a desarrollar entre las tres cajas, incluso si se trata de operaciones realizadas en cajeros automáticos. Esta es quizá la principal novedad, la más llamativa y útil, de todas las fusiones que vamos a ver en el panorama español de cajas de ahorro. Tanto oficialmente como a todos los efectos, esto viene a confirmar que las tres cajas van a empezar a funcionar como una sola. Había temor con respecto a las fusiones, pero esta primera avanzadilla nos deja buenas noticias para los clientes.

Parece fácil, pero no lo ha sido tanto. Antes de proceder a la fusión, los consejo de administración no sólo han de debatir (que también, claro) cómo llevar a cabo la fusión de riesgos y beneficios, sino también han de gestionar la puesta en marcha de una operativa conjunta para las entidades fusionadas, de tal manera que si antes estaban interconectadas las redes de una marca pero aisladas del resto, a partir del 1 de julio todos las oficinas de las 3 cajas fusionadas verán lo mismo en sus ordenadores al teclear el nombre de cualquiera de sus clientes, independientemente de la entidad de origen del mismo. Se trata el paso previo a la integración tecnológica completa, que llevará más tiempo.