Trámites para comprar o vender un coche de segunda mano

Tengo que admitir que yo soy una persona desconfiada: siempre que me dicen de comprar algo de segunda mano, me entra la duda de si es legal, si estará todo bien, si habrá problemas…

Tengo que admitir que yo soy una persona desconfiada: siempre que me dicen de comprar algo de segunda mano, me entra la duda de si es legal, si estará todo bien, si habrá problemas…

…como si al hacerlo por una tienda o empresa no fuera a haber problemas; es un poco la idea de ‘comprar por Internet’ o ‘comprar en una tienda’, hay gente que no se acaba de fiar. Por eso hoy te quiero ayudar y tanto si estás pensando en comprar o vender un coche de segunda mano te digo todo lo que tienes que tener en cuenta para que todo esté ‘legalmente’ bien y, sobretodo, que no te lleves sorpresas. Son 4 pasos:

  1. Revisar el coche: una vez has encontrado un coche que te interesa y te convence, debes quedar con el dueño y revisarlo de arriba abajo, es decir, ver los datos de la documentación, ver que coinciden con los reales, comprobar la matrícula, la ficha técnica, etc…y, claro está, comprobar los aspectos técnicos de motor, kilometraje, accesorios, etc. Si te convence, ya puedes firmar un acuerdo con el vendedor y pactar el día que os intercambiáis las llaves (todas las existentes) por el dinero (y se recomienda hacerlo todo a la vez, ni antes ni después).
  2. Tras el primer paso (el más ‘importante’), quedan los trámites: si el coche te lo vende una empresa (un concesionario que venda coches de segunda mano), debes pagar el IVA correspondiente; si te lo vende un particular, debes pagar el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales), que, dependiendo del tipo de coche, su coste original, su devaluación por la antigüedad te dará un coste total de euros que debes pagar en la Oficina de Recaudación de tu Comunidad Autónoma.
  3. Cambiar el titular: debes ir a la DGT, tanto el comprador como el vendedor, rellenar la documentación pertinente, pagar las tasas correspondientes y así, de cara a tráfico, el vehículo tendrá un nuevo dueño.
  4. Cambiar el seguro: tanto el antiguo dueño debe darse de baja de su seguro (e intentar recuperar el dinero pagado por adelantado de lo que le quede de año), como el nuevo dueño debe hacerse un seguro con su nueva compra.

Te recomiendo leer en detalle este enlace que te cuentan todos los posibles problemas que puedes encontrarte, consejos, aspectos a tener cuenta, etc…