Trámites para comprar o vender una casa de segunda mano

Si ayer veíamos qué debes hacer para comprar o vender un coche de segunda mano, hoy vamos un poco más allá y nos metemos en algo más grande: los trámites para una casa de segunda mano.

Si ayer veíamos qué debes hacer para comprar o vender un coche de segunda mano, hoy vamos un poco más allá y nos metemos en algo más grande: los trámites para una casa de segunda mano.

Si te ha tocado ir por una inmobiliaria, que es lo más habitual, ellos se encargarán de todo (ya que les pagas un dinero, por lo menos que hagan su trabajo); si has conseguido evitar la inmobiliaria (y ahorrarte sus costes), te tocará hacer a ti las gestiones (o contratar a alguien que te los haga), pero tranquilo que son cosas sencillas:

  1. El primer consejo es acudir al Registro de la Propiedad y pedir información (se denomina Nota Simple) sobre la casa, para ver la situación legal de la casa, si está alquilada, el nombre del dueño, si tiene cargas, etc…con este papel tienes un buen informe de la situación legal ‘real’ de la casa, por mucho que te haya dicho el dueño que todo está bien y en regla.
  2. El segundo consejo es ir al Ayuntamiento y comprobar si el dueño ha pagado el Impuesto de Bienes Inmuebles o IBI y, ya que estás, ver si el Ayuntamiento tiene planes para esa zona o ese edificio en particular, no sea que te estén intentando vender un piso porque en la zona esté previsto construir ‘lo que sea’ y no te hayas enterado.
  3. Ir al Presidente de la Comunidad de la finca donde vas a comprar el piso (o al administrador) y comprobar que todo está en regla (no sea que tengas que asumir tú algún gasto pendiente del anterior dueño o algún gasto importante que se vaya a hacer en la finca y el dueño no te haya dicho nada). De paso, si puedes, aprovecha para informarte de los vecinos, la finca, la zona, posibles problemas, etc.
  4. Confirma que el piso no tiene una hipoteca pendiente (en el paso 1) y si la tiene, acude con el actual dueño al banco para confirmar que esa hipoteca se va a cancelar o que tú la asumes (si es lo acordado con el dueño), pero comprueba que las condiciones son las que te ha comentado y que todo está claro con el banco (por ejemplo, que no haya pagos de cuotas pendientes que vayas a tener que asumir tú y no estés al tanto).
  5. Por último, el notario: ya podéis firmar el contrato de venta de la casa, adjuntando todos los documentos que hayas recogido (el IBI, la Nota Simple del Registro, etc) y dejando constancia de todos los aspectos de los que te haces cargo y de cuáles no.

Espero que te haya servido la información.