Dinero para el futuro de tus hijos, créditos para nacimientos

Si acabas de tener un hijo, probablemente estarás cansado, habrás dormido poco últimamente y llegarás justo a final de mes. Caja de Ávila tiene una idea para ti.

Si acabas de tener un hijo, probablemente estarás cansado, habrás dormido poco últimamente y llegarás justo a final de mes. Caja de Ávila tiene una idea para ti.

De toda la vida se ha hecho algo que me parece muy tierno y muy inteligente a la vez: abrir una cuenta corriente a los bebés desde el mismo momento (casi) en el que nacen. Se trata de una cuenta que al principio apenas tendrá unos euros, quizá las primeras propinas, pero a la larga enseñará al pequeño a ahorrar y lo que significa ir aumentando el capital. Por otro lado, tener un hijo siempre ha sido un gasto chocante: hay que alimentar una boca más, hay que comprar pañales (carísimos), carrito, cuna, chupetes… Y mucho más tras el final de la ayuda de ZP (no nos engañemos, nadie tenía un hijo porque el Estado le diera 2.000 y pico euros…).

Pues bien, juntando ambas ideas, la del gasto tremendo y la de la cuenta para bebés, Caja Ávila lanza su Credinacimiento:

  • Hasta 3.000 euros.
  • Para gastos derivados del nuevo miembro de la familia (crédito al consumo), lo cual se debe justificar demostrando que tenemos hijos de menos de un año (el crédito es para los padres, claro, no para el peque…).
  • A 6 meses.
  • Ojo: 0,0% TAE.
  • Sin comisiones.
  • Condiciones: ser residente legal en España, domiciliar la nómina o pago de autónomos y contratar un seguro de vida y una tarjeta de crédito con la entidad.

Es decir, la caja castellana busca nuevos clientes adelantando hasta 3.000 euros a gente que sabe que necesita ese dinero. Los felices papás se ahorran el quebradero de cabeza de los intereses en un momento en el que lo que menos necesitan son más quebraderos de cabeza y la caja gana un cliente (o dos) para el futuro. Gran idea.