Los autónomos y las bajas por maternidad

Una baja por maternidad en el caso de los trabajadores por cuenta ajena está bastante claro: 16 semanas la madre (algunas de las cuales puede compartir con el padre).

Una baja por maternidad en el caso de los trabajadores por cuenta ajena está bastante claro: 16 semanas la madre (algunas de las cuales puede compartir con el padre).

Además, el padre tiene derecho, como mínimo, a 15 días de baja por paternidad. El problema llega cuando hablamos de autónomos: para ellos, quedarse embarazado es como ponerse enfermo, es algo que no puede darse, por lo menos desde el punto de vista que un autónomo, si no trabaja, no cobra. Veamos qué pasa en el caso de los embarazos.

¿Qué ocurre si una autónoma se queda embarazada? La ley le permite estar hasta 16 semanas de baja por maternidad (como en los casos de trabajadores por cuenta ajena), aunque puede ‘dar’ 10 semanas al padre y ella está obligada a estar, como mínimo, 6 semanas de baja por el parto. Durante ese tiempo, la seguridad social le paga en función de su cotización.

¿Qué ocurre si la mujer de un autónomo se queda embarazada? El estado les concede también los días de baja por paternidad, aunque muchos autónomos que conozco directamente vuelven a trabajar en cuanto les es posible.

¿Qué ocurre al volver a trabajar? Las madres autónomas pueden solicitar a la seguridad social una bonificación integra de la cuota por contingencias comunes durante 12 meses.

Un aspecto importante en el mundo de las autónomas es que, dentro de la baja por maternidad, puede ser interesante que su pareja, si es trabajador por cuenta ajena, solicite el disfrute de dicha baja por maternidad durante las 10 semanas que les está permitido, pudiendo la madre volver a trabajar, aunque sea de manera parcial (aunque eso sí, deberá cotizar la seguridad social nuevamente)