Nueva ayuda del Gobierno a los autónomos

Ser autónomo estos días suele ser más un quebradero de cabeza que otra cosa, pero de vez en cuando aparecen buenas noticias que invitan al optimismo en este sector.

Ser autónomo estos días suele ser más un quebradero de cabeza que otra cosa, pero de vez en cuando aparecen buenas noticias que invitan al optimismo en este sector.

Ya era hora de que alguien en el Congreso de los Diputados pensara en los autónomos, esa raza de trabajadores siempre en peligro de extinción pero que en multitud de sectores levanta este país en tiempos de crisis. El Gobierno acaba de aprobar una nueva normativa que prevé una ayuda de 425 euros mensuales para los trabajadores por cuenta propia que cesen en su actividad. Por supuesto, con algunas condiciones:

  • Deben haber estado dados de alta como autónomo al menos 3 de los últimos 5 años.
  • La ayuda será de un máximo de 6 meses o hasta que encuentren trabajo, lo que ocurra antes.
  • Han de darse de alta como buscadores de empleo en el INEM.
  • Han de comprometerse a hacer cursos de formación por al menos 180 horas lectivas.
  • Tiene efectos retroactivos hasta comienzos de 2009. Es decir, pueden solicitarlo todos aquellos autónomos que hayan cesado su actividad desde el 1 de enero del año pasado.
  • Los ingresos de la familia del nuevo parado no pueden superar el 75% del salario mínimo interprofesional por persona en la unidad familiar.
  • No es compatible con ninguna otra ayuda estatal (becas, etc).
  • Sí es compatible con otras ayudas propuestas por las comunidades autónomas.

Probablemente esta nueva medida no animará a mucha gente a hacerse autónomo de la noche a la mañana, pero al menos repara una injusticia manifiesta. Todo trabajador debería tener derecho a subsidios del mismo tipo y ajustados a su cotización, que para eso todo el mundo a de pagar impuestos.