¿Qué es un permiso laboral?: características, tipos, duración, et

Además de las vacaciones que nos corresponden por nuestro trabajo, cada trabajador tenemos derecho a una serie de días que podemos evitar ir al trabajo: los permisos laborales.

Lo ‘malo’ de estos días son dos cosas: una es que son limitados y otra es que han de estar bien justificados y suelen ser por cosas que no te ocurren todos los días, como casarte, tener un hijo, etc…Lo bueno de estos días que son remunerados, es decir, aunque puede que pierdas algún porcentaje de tu sueldo (dietas, extras, etc), el sueldo base suele estar asegurado.

Todos los permisos laborales, evidentemente, han de ser solicitados a la empresa y, como te he comentado, deben justificarse con algún tipo de documentación adjunta (certificados, papeles oficiales, etc). Y un tema importante: en principio no puedes guardarte los días que te den por el permiso, es decir, si tienes un hijo, no puedes decir ‘me quedo los días que me dan y me los cojo en agosto que me viene mejor’; los debes usar cuando corresponden (a menos que pactes con tu empresa algún tipo de acuerdo).

  • Boda o Matrimonio: si te casas, te corresponden 15 días naturales de permiso.
  • Permiso por gestación: es la cesión de tiempo a la futura madre por temas de pruebas, preparación al parto, etc…
  • Por tener un hijo: la duración de este permiso es de 16 semanas seguidas (se amplían en 2 semanas por cada hijo si el parto es múltiple). Estas semanas pueden compartirse entre el padre y la madre, aunque ésta última siempre debe disponer de 6 semanas de recuperación tras el parto. El padre, además, tiene derecho a 2 días de permiso en las fechas del parto. También, si el hijo es menor de 9 meses, la trabajadora puede disfrutar de hasta 1 hora de lactancia.
  • Permiso por enfermedad o muerte de un pariente: hasta el segundo grado de consanguinidad (hijos, padres, abuelos, nietos y hermanos, tanto tuyos como de tu pareja), tienes derecho a 2 días de permiso por fallecimiento o enfermedad grave (con hospitalización o sin ella, si requiere reposo vigilado).
  • Por mudanza: si te mudas, la empresa te puede dar hasta 1 día de permiso.
  • Obligación pública: si debes cumplir con alguna obligación de carácter público (un juicio o similar), la empresa puede darte el tiempo de permiso que sea necesario.
  • Por actos sindicales o del comité: si perteneces al comité de la empresa o a un sindicato, la empresa debe darte el tiempo necesario (remunerado) para ejercer tus labores.
  • Por estudios: en el trabajo deben darte el tiempo necesario para hacer los exámenes de la carrera que estés cursando.

Estos son los más habituales y aquí tienes toda la información.